Llevaba todo el fin de semana repitiéndolo. “Estoy contento con el feeling con la moto, podemos hacer una gran carrera”. El sábado, Sergio García Dols (GasGas), después de finalizar los entrenamientos bastante retrasado (P19), era muy optimista en su pronóstico ante el Gran Premio de Cataluña, séptima parada del Mundial-2021, la primera con público en mucho tiempo (24.000 personas en Montmeló). Sabía que estaba yendo muy rápido en todas las sesiones y que tenía bastantes opciones de divertirse en la race del domingo programada a 21 vueltas (97,7 km). En la misma línea que el líder del Mundial de Moto3, Pedro Acosta (KTM), el piloto de moda (ya tiene una oferta del equipo de Valentino Rossi para subir a Moto2 el año que viene), quien partía en parrilla desde el puesto 25 y con su desparpajo habitual no se cortaba a la hora de valorar su posición de arranque: “En un par de vueltas puedo estar delante”. Lógico que ambos pensaran igual, pues las diferencias en la categoría pequeña son mínimas, con los primeros 10 clasificados en entrenamientos rodando en el mismo segundo.

Y como el burrianense es un hombre de palabra, dicho y hecho. Al inicio del tercer giro ya se ha puesto líder. Impresionante su remontada. Y ahí se ha quedado, en el grupo delantero, subiendo y bajando puestos en el punto clave del circuito, el final de recta, con Mcphee, su compañero Izan Guevara, Rodrigo, Sasaki, Alcoba y Binder. A mitad de carrera ya estaban los dos juntos, Sergio delante (4º) y Acosta (5º) a su rebufo, con el castellonense tirando de galones para recuperar de nuevo la cabeza de carrera aprovechando la caída de Mcphee tras un aparatoso highside (ha salido volando por delante del carenado). La emoción ha ido a más, con Jorge Martínez Aspar haciendo también pronósticos. El jefe de Sergio recomendaba desde el box situarse entre los cinco pilotos delanteros para evitar riesgos ante el final del gran premio, porque “estas carreras en grupo son una lotería”, y más cuando como hoy habían 14 pilotos con opciones de victoria a 5 giros de la bandera a cuadros.

De infarto

Era el momento de “dar el máximo”, como acostumbra a decir el burrianense, y eso es lo que ha hecho. Abrir gas a saco y situarse segundo a tres vueltas del final, con Rodrigo primero y Acosta tercero, separados por 0.185 milésimas y el murciano amenazado de sanción por exceder los límites de la pista.

Y en un final de infarto, Sergio ha tirado de clase, de talento, para abrirse hueco y conseguir una victoria de prestigio, su segunda del año (tercera mundialista desde el 2019), la segunda en la historia de GasGas, por apenas 15 milésimas sobre Alcoba. Un triunfo (el 30º del motociclismo español en Montmeló) con suspense, porque los jueces han sacado la bandera roja, lo que habría dado por buenos los resultados de la penúltima vuelta, pero al final todo ha seguido su curso normal, salvo el tercer puesto de Jaume Masiá, sancionado por pisar la zona verde, que ha perdido una plaza.

Con este resultado, Sergio recupera la segunda posición del Mundial y con 81 puntos se sitúa a 39 del liderato que continúa ostentando el Tiburón de Mazarrón (120), con Masía tercero (72), Romano Fenati cuarto (61), Darryn Binder quinto (58) y Ayumu Sasaki sexto (57).

TRIUNFO DECICADO A JASON DUPASQUIER

No ha habido ceremonia de champán en el podio en homenaje a Jason Dupasquier, el compañero fallecido con apenas 19 años una semana antes en Mugello. Sergio también ha lucido una camiseta en su honor sobre lo alto del cajón y ha dirigido los dedos hacia el cielo dedicándole el triunfo. Antes, el burrianense ha valorado la carrera. "Ha sido una locura, un triunfo muy muy complicado. Era muy importante saber gestionar los rebufos, que era donde venía fallando, pero es algo que he trabajado en casa viendo carreras, sobre todo la última en Mugello, y esta vez me ha salido bien", ha comentando. "Todos hemos ido tonteando al final porque nadie quería ir delante porque la estela daba ventaja, pero las cosas son así. Ha sido de locos, pero me he divertido mucho y estoy muy contento. También tengo que dar las gracias a mi técnico porque la elección del neumático duro ha sido cosa suya (le he dicho que eligiera él que tiene más experiencia) y la moto iba muy bien en recta", ha explicado.

Te puede interesar:

El burrianense, en el podio con la camiseta de homenaje a Jason. / AGENCIAS