Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mundial de MotoGP

Marc Márquez, el piloto con el que todos sueñan incluso lesionado

El Mundial de MotoGP regresa a la acción, tras un mes largo de vacaciones, en el mítico circuito de Silverstone (GB), donde el campeón de Cervera (Lleida) sigue captando toda la atención |

El catalán Marc Márquez, piloto del equipo Repsol Honda. Alejandro Ceresuela

Tras un mes largo de vacaciones, fruto de la suspensión, una vez más, del Gran Premio de Finlandia, que podría no acabar entrando nunca en el calendario del Mundial de motociclismo, el campeonato reanuda la competición, este fin de semana, en el precioso, mítico y popular circuito de Silverstone con el Gran Premio de Gran Bretaña, teniendo como capitanes de sus distintas categorías, a falta de nueve grandes premios y 225 puntos, al francés (MotoGP), al italiano Celestino Vietti y al español Augusto Fernández empatados en Moto2 y al también español Sergio García liderando Moto3.

Pero, sin duda, el protagonista de la temporada sigue siendo el campeón catalán Marc Márquez a quien ayer, sin ir más lejos y sin demasiados argumentos ni información, TV-3 colocó reapareciendo o bien este fin de semana en Silverstone o a mediados de mes en el Gran Premio de Austria, cosa que nadie en el ‘paddock’ de la categoría reina otorga la más mínima credibilidad, pues hace tan solo quince días que el campeón de Cervera (Lleida), ahora residiendo y recuperándose en Madrid, se ha desembarazado del cabestrillo que llevó durante semanas tras la delicada cuarta operación en el brazo, húmero y hombro derecho que le realizaron en la clínica Mayo, de Rochester, en Estados Unidos.

El más pretendido

Lo que sí es evidente es que el mayor de los Márquez, que tiene ahora 29 años, la edad con la que el australiano Mick Doohan, uno de sus ídolos, ganó el primero de los cinco títulos consecutivos de 500cc que tiene en sus vitrinas, ha sido siempre, corriendo o en el dique seco, el piloto de moda en el Mundial. MM93 es hombre de Honda y lo ha reiterado cuantas veces se lo han pedido. Es más, Márquez fue el primero que, ante un atónito ‘paddock’, renovó, en febrero del 2020, por la firma alada hasta finales del 2024.

Ya en esa época se decía que la firma Red Bull, una de las compañías que más invierte en el deporte del motor y que patrocina personalmente a Márquez, tenía un grandioso interés en que el piloto catalán fichaje por la marca austriaca KTM, cuyos responsables no le hacían asco a la idea, pero “siempre y cuando nuestra moto esté asiduamente en el podio o gane varias carreras seguidas”.

Marc Márquez, recién operado en EEUU, viendo la carrera de Montmeló. INSTAGRAM MARC MÁRQUEZ

Lo cierto es que tanto el portugués Miguel Oliveira, ganador ya de cuatro grandes premios con KTM, como el surafricano Brad Binder, vencedor en dos ocasiones con la moto austriaca, han mostrado el potencial de KTM, que ahora atraviesa un pequeño bache y ha empezado a renovar su nómina de pilotos con el regreso del australiano Jack Miller y muy pronto con la vuelta del catalán Pol Espargaró.

Pero desde el primer día que Márquez apareció en la parrilla de MotoGP, cosa que ocurrió en aquel revolucionario 2013, el año en que cambió todo, incluso la temporada en la que el joven debutante rompió todos los récords de precocidad de la categoría, entonces en poder aún de Kenny Roberts padre y Freddie Spencer, si hubo un hombre, un técnico, un responsable de equipo que empezó a hablar bien, maravillas, de Marc Márquez y de su agresivo y espectacular estilo y aún hoy continúa haciéndolo, es el italiano Davide Tardozzi, actual director del equipo Ducati Corse. Tardozzi es, sin duda, uno de los tres grandes admiradores de Márquez y jamás, jamás, se ha escondido de ello.

"Cuando Àlex le cuente a Marc cómo va nuestra Ducati, será el momento de acercarme a él y decirle 'eh, ¿qué tal, Marc?'"

decoration

Tanto es así que, en una reciente entrevista con gpone.com, Tardozzi dice, medio en broma medio en serio, perdón, lo dice muy en serio, que el reciente anuncio o fichaje con vistas al año que viene del joven Àlex Márquez, bicampeón del mundo de Moto3 y Moto2, por el equipo del desaparecido Fausto Gresini, escudería ‘satélite’ de Ducati, podría provocar que el mayor de los Márquez se enamorase de la posibilidad, soñada por Tardozzi desde hace años, de fichar por la fábrica de Borgo Panigale.

“Marc tiene todo mi respeto y soy de los que cree que, cuando ha estado en pista, era el mismo Marc de siempre”, ha comentado Tardozzi a gpone.com. “He hablado con él por teléfono para saber cómo está y deseo, de todo corazón, que vuelva a ser el de antes, porque todos sabemos que un título ganado contra Marc Márquez tiene más valor aún”.

Gran fichaje de Gresini

Tardozzi cree que el fichaje que ha hecho Ducati, a través de Nadia Padovani, la viuda de Gresini y responsable del ‘team’ italiano, convertirá a Àlex Márquez en un piloto con posibilidades de pelear por los puestos de arriba. “Está claro que Àlex no ha podido ofrecer en Honda la capacidad que tiene para ser rápido y espero que pueda hacerlo con nuestra moto. Si lo hace, seguro que le comentará a Marc cómo va nuestra ‘Desmosedici’ y entonces (risas) será el momento de acercarme a Marc y preguntarle ¡eh, ¿qué tal, Marc’?”

Tardozzi, insisto, fue el primero, mucho antes que nadie, que ningún otro equipo, director de escudería o marca, en soñar con tener a Marc Márquez sobre su Ducati. “Tenemos nuestros pilotos y creemos en ellos, ¡claro que sí! Repito, yo siempre he tenido una relación fantástica con Marc, que es muy de la broma. Él es Honda, nosotros somos Ducati, pero hablamos mucho en el parque cerrado y bajo el podio. Tenemos una relación agradable y divertida”.

Pero no es que soñase KTM con contratarlo algún día o que uno de los máximos responsables de Ducati reconoce que sería un sueño tenerlo en su nómina, es que la propia Honda sabe que sin Marc Márquez no le será posible salir del bache, profundo, muy profundo en el que se encuentra. Pese a que, este mismo año, el propio Marc, pura sinceridad, ha llegado a decir esta temporada que "he ganado grandes premios con motos mucho peores que la de este año", lo cierto es que la Honda RC213V de esta temporada es inconducible, incluso para el campeón de Honda.

Compartir el artículo

stats