Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Mirar el Mundial (a escondidas) desde clase: los institutos toman medidas

Algunas direcciones se plantean quitar el wi-fi del centro o capar las webs de los partidos, ante el seguimiento clandestino y masivo del alumnado

El Mundial entra en las aulas

El Mundial entra en las aulas. Agencia ATLAS | Foto: Mónica Tudela

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El Mundial entra en las aulas. Helena López / Núria Marrón

Pasadas las 13 horas, Marta, que tiene un hijo en cuarto de la ESO, lee una incidencia escolar a través del móvil. A David lo han pillado mirando a escondidas el encuentro del Mundial en el que Leo Messi y la selección argentina, contra todo pronóstico, han perdido contra Arabia Saudí. "Estábamos toda la clase conectados al partido, pero el profesor a mí me ha quitado el ordenador y a otros dos compañeros el móvil", cuenta a su madre David, socializando responsabilidades.

El caso de David, que va a un instituto del Maresme, no ha sido precisamente una excepción en las clases de secundaria, donde los chavales suelen tener su propio portátil en el aula. Esta mañana, los institutos han sido un festival de requisamientos de ordenadores portátiles, tablets y móviles. "¿Por qué a mí me confiscáis el ordenador, si estaba siguiendo el partido toda la clase?" ha sido una de las frases más oídas este mediodía a pie de aula y pasillos.

Estupefacción docente

El tema también ha explotado en la sala de los profesores, donde se ha asistido con cierta estupefacción al seguimiento masivo que el partido ha tenido por parte de los alumnos. En algunos centros, la dirección incluso se está planteando quitar el 'wi-fi' durante los partidos, para evitar esta gran evasión on-line. En el instituto Quatre Cantons de Barcelona, por ejemplo, la dirección han enviado este mediodía un correo a todos los docentes para pedirles que se aseguren que los chavales no sacan las tablets al patio después de encontrar a un no precisamente pequeño grupo siguiendo el encuentro de Argentina. "Nos estamos planteando capar las webs en las que se puede ver el partido", asegura el director, Oscar Altide

"Está pasando en todos los institutos", admite un profesor de Tecnología de un instituto del Vallès Oriental. "Han estado mirando los móviles en el patio, en clase, en los pasillos, algunos chillaban como locos", apunta otro profesor. "En nuestro caso, son tan ingenuos que nos han pedido ver el Mundial en clase", explica una profesora de un instituto del Barcelona. "Es solo un momento, está muy emocionante, nos han dicho -añade la docente-. La respuesta, claro, ha sido que 'no' aunque... ¿cómo sabían que estaba tan emocionante, si no lo han estado siguiendo a escondidas?".

Días planeando

Cabe decir que muchos alumnos de secundaria -y ahí están, si no, las redes sociales como notarias de que ese plan a gran escala- llevaban días planeando seguir con disimulo y de estranjis el Mundial desde el propio pupitre. Se trata de un fenómeno inédito, pues hasta ahora todos los Mundiales se habían celebrado en verano, con los alumnos ya de vacaciones. Sin embargo, esta Copa del Mundo está teniendo lugar en estas fechas extrañas que incluso están coincidiendo con el periodo de exámenes.

El Mundial se inauguró el sábado en un partido que enfrentó a la selección de Qatar, la anfitriona, contra el conjunto de Ecuador. Pero hoy, el encuentro entre Argentina-Arabia Saudí ya ha anticipado el conflicto que van a tener que abordar los colegios.

Más allá de la picaresca, y al confirmar la importancia que el fútbol en el alumnado, algunos equipos docentes también se están planteando utilizar la gran capacidad de atracción del Mundial de Qatar para, por ejemplo, tratar en el aula temas como los derechos humanos, la homofobia o los derechos de las mujeres.

Compartir el artículo

stats