+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MONTAÑA

La X Lliga Castelló Nord echa a andar en Borriol con un millar de participantes

El circuito de montaña celebra este año su décimo aniversario con un calendario de siete pruebas consolidadas

 

Dos corredores avanzan por el recorrido de la Marxa per Borriol. - LAST RACE STUDIO

Cerca de un millar de corredores participaron en la Marxa a Peu per Borriol, que abrió el calendario de la décima edición de la Lliga Castelló Nord el pasado 25 de febrero. - LAST RACE STUDIO

MIGUEL MORA
07/03/2018

La espera ha terminado. Los muchos aficionados de la provincia a las carreras de montaña ya pueden elegir entre dos circuitos, a cual más atractivo. Si en enero arrancó en la Vilavella el XII Circuit Diputació de Curses per Muntanya, que el pasado domingo ya celebró su segunda prueba en Alfondeguilla, el 25 de febrero se ponía en marcha una edición muy especial de la Lliga de Curses per Muntanya Castelló Nord, la del décimo aniversario.

La Lliga comenzó a lo grande, con otra efemérides de altura. Y es que la primera carrera de este año, la Marxa a Peu per Borriol, cumplía 20 ediciones. La ocasión lo merecía y los aficionados respondieron, con cerca de un millar de participantes en una de las pruebas decanas de la provincia en su género. La XX Marxa tuvo como gran protagonista a Albert Ferrer, del Maestrazgo Portell Turisme, que fue el primero en completar el recorrido de 25 kilómetros con 1.200 metros de desnivel, invirtiendo un tiempo de 1.51.21 horas. Se convertía así en el primer líder de la décima Lliga, seguido por su compañero de equipo Álex Marín, que entró en meta con solo cinco segundos más, y Jonathan Roglá, del Mur i Castell-Tuga, que lo hizo cinco minutos más tarde.

En categoría femenina Sonia Mundina, del GR33, se colocaba en lo más alto de la clasificación provisional tras completar la prueba en 2.20 42, por delante de Diana Martorell y Ioana Petenchi, que también han presentado su candidatura a dominar la Lliga Castelló Nord.

Tras esta primera prueba aguarda un calendario casi exacto al de la pasada edición de la Lliga, compuesto de nuevo por un total de siete pruebas más que consolidadas y que conocen bien los corredores de montaña.

MÁS CITAS // La próxima cita será en Atzeneta, con otra de las carreras más veteranas del panorama provincial, la XVIII Pujara a la Nevera, que se retrasa una semana por el Domingo de Pascua y se disputará el sábado 7 de abril.

En cambio, la siguiente prueba, la XI Volta de Muntanya de Catí, se adelanta una semana, al 3 de junio, por lo que quienes aspiren a completar el circuito tendrán menos tiempo para diseñar sus estrategias y recuperarse.

Si el pasado año el mes de junio era el más ajetreado para los participantes, al ser el único con dos carreras, este año será julio el mes con doble desafío. La XIV Cursa Font de Vida de Benassal se retrasa una semana, al 1 de julio, mientras que la Cursa de Muntanya de la Serra d’En Galceran se mantiene en el día 23 del mismo mes. Esta última prueba, además, también celebrará su vigésimo aniversario.

La recta final de la Lliga seguirá las mismas pautas que en la anterior edición. El 5 de agosto se disputará la XII Cursa per Muntanya de Vistabella, y un año más pondrá el punto final la XI Cursa Entreparets de Vilafranca, la más nueva del circuito junto con la prueba de Catí, en este caso el 23 de septiembre.

La organización confía en celebrar el décimo aniversario superando una vez más las cifras de participación, que el pasado año se tradujeron en un 38% más de finishers del circuito.