+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UNA TIERRA PRIVILEGIADA

12 espectaculares castillos que puedes visitar en Castellón

La provincia cuenta con fortalezas impresionantes que no dejarán indiferente al visitante por su riqueza histórica, cultural y paisajística

 

12 espectaculares castillos que puedes visitar en Castellón -

RAFAEL FABIÁN
15/04/2019

La provincia de Castellón es rica en patrimonio histórico y cultural. Buena muestra de ello es la nutrida presencia de castillos y fortalezas de distintas épocas que hoy en día tenemos el privilegio de poder visitar, pues algunas de ellas se encuentran muy bien conservadas. Restos romanos como el Arco de Cabanes conviven con otros musulmanes que dejan patente la presencia árabe en estas tierras desde el siglo VIII hasta el primer tercio del siglo XIII. Destacar también los abundantes restos templarios que han dado pie a la creación de una popular ruta, así como de distintas épocas que conforman un mapa privilegiado para visitantes y habitantes.

A continuación nos disponemos a destacar 13 castillo o fortalezas. Podemos decir de antemano que no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Castillo de Peñíscola

Declarado monumento Histórico-Artístico en 1931, está emplazado en la zona más elevada del peñón, a 64 m sobre el nivel del mar, con un perímetro de 230 m. Conocido también como Castillo del Papa Luna, es uno de los castillos más populares de nuestra provincia y fue construido por los Templarios sobre restos de una antigua alcazaba árabe, sufriendo pequeñas reformas bajo el mandato del Papa Benedicto XIII, cuando se transformó en palacio papal. La fábrica de los muros es de piedra labrada y todas las dependencias se cubren con bóvedas de cañón que arrancan de impostas muy simples formadas por un cordón moldurado. Destaca en todo su conjunto la sobriedad y solidez de su construcción tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias. A pesar de las modificaciones introducidas por Felipe II para artillar la fortaleza y de los bombardeos sufridos en las numerosas guerras y asedios no se ha visto sustancialmente alterada la conformación del castillo.

Puedes informarte sobre horarios y precios pinchando aquí.

Castillo de Todolella

Edificio defensivo de carácter señorial. Conjunto formado por cuatro cuerpos que se sitúan alrededor del patio. El cuerpo que alberga la fachada principal es el más antiguo y alto del conjunto; contiene las habitaciones más nobles de la casa. Los demás cuerpos albergan en su interior las estancias de servicio: caballerizas, pajar, etc.; en uno de ellos destaca el porche formado por arcos apuntados. Otro elemento de interés es el corredor porticado de la planta primera, a base de una estructura de madera del siglo XVI. El acceso al castillo se realiza por medio de una barbacana. Todos los muros están culminados por almenas, fruto de una intervención de mediados del siglo XX. Las fábricas son de mampostería; los forjados son de viguetas de madera con revoltón de yeso, todo en buen estado. Las cubiertas son de teja curva sobre estructura de madera (rollizo), entrevigado de tablón y tea. Se encuentra actualmente habitado y contiene elementos de mobiliario, acabados, carpintería y decoración de gran interés. Más información en el Ayuntamiento de Todolella. Tel: 964 171 178

Castillo de Morella

Declarado Bien de Interés Cultural, el castillo de Morella ha sido y es una las fortalezas más imponentes del Mediterráneo. El paso de numerosas civilizaciones, prehistóricas, Íberos, romanos, musulmanes, cristianos... han dejado su huella en esta impresionante construcción habitada ininterrumpidamente desde el III Milenio antes de Cristo. Cada piedra encierra historias, leyendas, alianzas y conflictos. Salones y Patio de Armas que han sido escenario de las batallas de El Cid Campeador, de contiendas como la Guerra de Sucesión, y eje de las guerras Carlistas. Estas piedras han sido testigo de los tiempos de Cátaros y Austrias. Desde la cumbre podrás volar por el cielo de Morella, cadenas montañosas se extienden ante ti y el descenso visual, panorámico, de las casas morellanas a los pies del castillo te parecerá un enjambre de tejados rojizos.

Puedes informarte sobre horarios y precios pinchando aquí.

Castillo de Castellnovo

Los orígenes del castillo se considera que son romanos, formando parte de la red defensiva de Segorbe. En el período de dominación musulmana sería nuevamente reconstruido, sobre los restos anteriores, de donde le vendría el nombre de castillo nuevo o Castellnou, que luego aportaría la actual toponimia. A mediados del año 1233 fue conquistado por las tropas de Jaime I y, posteriormente, sería cedido al noble Berenguer d´Entença, quien sería su propietario hasta finales del siglo XIII. El aspecto diferenciado, respecto a otros aspectos de la región, proviene de las importantes edificaciones y reestructuraciones que sufrió a mediados del XV, cuando perteneció a Beatriz de Borja, que le otorgó una bella impronta renacentista por sus bóvedas y arcos apuntados, así como por sus elaboradas defensas del recinto exterior. Está construido en mampostería y sillería y se conservan los muros a un nivel alto, pero faltándole la totalidad de las bóvedas y los sillares de puertas y ventanas. Se distinguen tramos de murallas, aunque muchos de ellos se encuentran confundidos entre el caserío existente. Uno de los tramos conserva las almenas.

Castillo de Onda

Fue declarado en 1967 Conjunto Histórico-Artístico y Bien de interés cultural. La estructura original fue levantada por los musulmanes en el siglo X sobre un antiguo asentamiento romano. La estructura primitiva aparece sepultada bajo diferentes reconstrucciones llevadas a cabo a lo largo de los siglos. Llegó a ser conocido por su gran tamaño como el "castillo de las 300 torres", pues se decía que tenía tantas torres como días tiene el año. Desde hace unos años se encuentra en proceso de restauración. Actualmente alberga un museo, en el que destaca la exposición de yeserías musulmanas procedente de una casa palaciega de principios de siglo XIII.

La entrada es gratuita y puedes informarte de los horarios de visita pinchando aquí.

Castillo de Aín

Aparece en lo alto de una montaña, custodiado por pinos eminentes de entre los cuales sobresale la torre del homenaje entre los restos que todavía se conservan. Aunque su estado es bastante ruinoso, la estampa parece sacada de un cuento. De origen árabe fue conquistado por las tropas cristianas a los musulmanes en el año 1238.  Cuenta con varios recintos murados defensivos con torre auxiliar barbacana exterior, aljibes, dependencias y torre del Homenaje cilíndrica de singular factura con puente levadizo interior y foso. 

Destacar en este punto las excavaciones arqueológicas dirigidas por Vicente Vivó en las que se produjo el hallazgo de una pieza singular, una espada medieval en muy buen estado de conservación.

Castillo de Vilafamés

Situado en lo alto de la villa, donde se documentan indicios de poblamiento anterior (Abric del Castell), su utilización como tal es de origen andalusí, tal y como se desprende de la denominación que se le otorga al lugar en diversos documentos “Beni-Hamez”. Conquistado por Jaime I en 1233 ha sufrido diferentes reformas a lo largo de su historia, siendo sus vestigios más antiguos del siglo XIV; momento en que el maestre de la Orden de Montesa obliga a los habitantes de Vilafamés a reparar y reforzar las fortificaciones del lugar (1375) a la vez que se transforma en un gran castillo-palacio. Su aspecto actual se configuró en el siglo XIX durante las guerras Carlistas, momento en que se construyó la torre central circular, uno de los pocos ejemplos de arquitectura carlista de la Comunidad Valenciana. 

Castillo de Orpesa

El Castillo de Orpesa fue inicialmente construido por los musulmanes que abandonaron Orpesa la Vella por motivos estratégicos y de seguridad. Basta que te sitúes en él para comprobar el absoluto dominio visual que se tiene del horizonte mires donde mires. Posteriormente, y dada su importancia castrense, fue conquistado por personajes históricos como El Cid (1090) o el Rey Jaime I (1233). Durante la Edad Media el castillo perteneció a la orden de los Hospitalarios hasta que fue conquistado por el rey Jaime I. De entre las familias que gobernaron la villa posteriormente, cabe destacar a Jofre de Thous quien fortificó el castillo y las murallas. En su origen la planta de este castillo era poligonal regular, con seis torres abiertas en abanico, y una potente torre mayor de planta trapezoidal. Dicha estructura le confería un magnifica posición frente al invasor, del que eran avisados a través del sistema de vigilancia de las torres de la costa. El asedio del mariscal Suchet en el s. XIX, propició la destrucción de la fortaleza. Hoy en día, el Castillo de Orpesa constituye una referencia histórica, plagada de entresijos políticos y diplomáticos tan propios de la Edad Media. Pasearte por este castillo resucita ese sentimiento de grandeza que tienen los hombres al pensar que todo lo que ven es suyo. 

Puedes informarte sobre horarios y precios pinchando aquí. 

Castillo de Almenara

De origen árabe, fortificación medieval con Torres llamadas "L'Agüelet" y "L'Agüeleta". En el siglo XI se conoce que Almenara era frontera entre los estados taifas de Valencia y Tortosa, dependiendo de este último. La cerámica encontrada en el castillo especialmente la renombrada "califal" nos permite afirmar que el origen del castillo fue, al menos, en el siglo X. 

Castillo de Alcalà de Xivert

El castillo conserva dos partes bastante bien diferenciadas: la árabe y la cristiana.La parte árabe comprende el recinto amurallado externo, obra fechada en los siglos X - XI. Dentro encontramos, todavía hoy, buenas muestras de la arquitectura doméstica de los moriscos. En la cima se levanta la fortaleza templaria, que cuenta incluso con capilla, espaciosas dependencias, establos... así como con diversas torres. Son notables la parte sur con las dos torres circulares y el muro, obra de piedra labrada, como también lo es una gran cisterna para proveer de agua el castillo. A los pies del castillo, en el terreno comprendido entre la cima y los cantiles de la montaña de Xivert, se extendió un núcleo de poblacion musulmana (s. X-XI hasta 1609). Tras la conquista de estas tierras por la Corona de Aragón, esta población continúa ocupándolo en virtud de un tratado de rendición que permitía la permanencia en sus tierras y el mantenimiento jurídico y religioso de los habitantes musulmanes a cambio de reconocer ciertos derechos feudales de la Orden del Temple. En el año 1609 se decreta la expulsión de los moriscos y el consiguiente abandono del poblado.  

Castillo de Almonecir (Vall de Almonacid)

Monasterio árabe edificado a principios del siglo XII con funciones militares, abandonado en el siglo XVI. El Castillo se encuentra asentado sobre un promontorio en el centro del valle. Es de tipo montano, de planta irregular, consta de un recinto rectangular interno, limitando sus extremos una alta torre del homenaje, de planta rectangular con un lado curvo, conservada hasta las almenas y con saeteras. Ésta conserva cuatro plantas.

Castillo de Sueras

El Castillo de Mauz es de origen árabe y fue construido en el S. XII. Está situado en la cúspide del cerro Suera Alta a una altura de 582 m de altura. Se encuentra en ruinas, pero su silueta recortada abruptamente es una de las más llamativas de los castillos de la Sierra de Espadán, siendo especialmente recomendable el recorrido que lleva hasta él. Aún se aprecian grandes lienzos de murallas y la parte inferior de lo que debió ser la torre mayor. Está asociado a cuatro alquerías musulmanas a las cuales daba protección y que, tras la conquista, fueron agrupadas en un único núcleo urbano, la actual Sueras. El castillo recibe este nombre, pero en la época islámica era conocido como Castillo de Mauz.

Información facilitada por Turismo de Castellón

Temas relacionados