+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

emotivo y multitudinario homenaje

3.000 personas se vuelcan con Andrea y contra la violencia

El entorno de la joven víctima anuncia que irá «hasta donde haga falta» con el caso.

 

La madre de Andrea y las organizadoras improvisaron un altar. - MANOLO NEBOT

La madre de Andrea y las organizadoras improvisaron un altar. - MANOLO NEBOT

MARIBEL AMORIZA
08/01/2018

Lágrimas, silencio, manos blancas y carteles morados, junto a enormes dosis de emoción, dolor y rabia. Son algunos de los protagonistas del emotivo homenaje que rindieron unas 3.000 personas a la joven Andrea Carballo, presuntamente asesinada hace escasas semanas por su expareja, y que llenaron ayer la plaza Major de Vila-real en su memoria y contra de la violencia de género.

Fue el eje del acto tras una manifestación que, a las 12.00 horas en punto y en completo silencio, inició su recorrido desde el domicilio de Andrea y su familia, en la calle Sant Josep, hasta el Ayuntamiento, donde poco más de treinta minutos más tarde, los integrantes de la marcha fueron recibidos por el sonido de la canción Hallelujah, de Leonard Cohen interpretada en directo por una mujer. Las organizadoras del acto y amigas de la familia dieron lectura a dos poemas de Magdalena Sánchez para dar paso a la intensa intervención de las amigas de la joven víctima, de 20 años.

El clamor de miles de voces solo se dejó oir, al grito de «no estáis solas», cuando una de estas compañeras de Andrea perdió su voz, ahogada por la emoción, al reivindicar el cese de la violencia machista, mientras que otra de las amigas de la joven lanzó un mensaje a todas las mujeres para que no confundan el amor con la posesión machista. «Nos están matando», dijo, «y parece que solo nos damos cuenta cuando nos toca de cerca». Desde la organización aseguraron que irán «hasta donde haga falta» para que se haga justicia en el caso de Andrea y para luchar contra la violencia.

La multitud, armada con guantes blancos y cartulinas moradas con leyendas como «Andrea, siempre contigo», «levanta la cabeza, princesa, si no, la corona se cae» o «si tocas a una, todas respondemos», estuvo en todo momento presidida por la familia de la víctima, con su madre a la cabeza, quien sujetaba la pancarta principal, en la que podía leerse: «No a la violencia de género. Andrea Carballo Claramonte».

MOMENTO DE TENSIÓN // Un solo momento de tensión negativa se produjo cuando Félix López, padre de Rocío, asesinada por su expareja hace nueve años reprochó al Ayuntamiento la ausencia de muestras de duelo oficiales. Tras gritos contra el consistorio, las organizadoras restablecieron la calma al dar las explicaciones de corte legal aportadas por el alcalde de la ciudad, José Benlloch.

Además de este último, participaron en el acto el secretario autonómico de Igualdad, Alberto Ibáñez; concejales como Javier Serralvo, Xavier Ochando o Héctor Folgado; la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués; el primer teniente de alcalde de Nules, Adrián Sorribes; la secretaria de Organización del PSPV, Ana Edo, y el exsecretario general de Podem, Antonio Montiel.