+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE ORIGEN

Adiós a la ‘prótesis’ institucional

Era un proyecto temporal que ha permanecido en la fachada del recinto durante más de 11 años. Arrancan las obras en el Espai d’Art Contemporani para desmontar esta deteriorada infraestructura

 

Los operarios trabajan desde la semana pasada en el desmontaje de la ‘prótesis’ del Espai d’Art. - FRANCISCO POYATO

Los operarios trabajan desde la semana pasada en el desmontaje de la ‘prótesis’ del Espai d’Art. - FRANCISCO POYATO

DAVID DONAIRE
03/08/2016

Después de 11 años anexada a la fachada más visible del Espai d’Art Contemporani de Castellón (EACC), la dañada prótesis institucional está siendo retirada de las instalaciones, tal y como se comprometió a realizar la Conselleria de Cultura hace dos meses.

Los tareas de desmontaje de la estructura se iniciaron hace alrededor de una semana y se espera que se alarguen un máximo de 15 días. “Ya se ha quitado la parte de dentro, así que ahora solo queda la carcasa externa. Todo va bien e, incluso, las obras han empezado antes de lo previsto”, apuntan desde la galería. No en vano, en un principio se esperaba que los trabajos se pusieran en marcha a partir del 1 de agosto, pero “la agilización en los trámites burocráticos” ha posibilitado un adelanto en el comienzo de las obras.

PETICIÓN // La desinstalación de la prótesis era una petición que el EACC solicitaba desde hace dos años, pero no fue hasta el pasado mes de junio cuando Conselleria se apremió en solicitar los permisos de obra al Ayuntamiento, después de que una parte de la deteriorada estructura cayera sobre la terraza del Espaibar.

Esta prótesis es un proyecto expositivo diseñado por el arquitecto sevillano Santiago Cirugeda, con motivo de la reapertura del museo en el año 2005. Según corroboran desde el EACC, este conjunto arquitectónico se concebía como un espacio independiente al resto de instalaciones y respondía a la necesidad de “adaptar las prácticas artísticas a la demanda de nuevos escenarios”, con un uso temporal de un periodo de dos años. Sin embargo, el proyecto se fue alargando más de lo previsto y, a la espera de que finalicen las obras, 11 años después, la prótesis sigue formando parte del paisaje del Espai d’Art. H