+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

proyecto PARA QUE LOS TRANSPORTISTAS PUEDAN ACCEDER AL TRAMO

Afectados por el desvío de la N-340 reclamarán ser un área de servicio

Buscan blindar el tramo de Orpesa a Torreblanca ante un posible veto a tráilers . Empresarios, alcaldes y camioneros plantearán el mes que viene la iniciativa

 

El restaurante Tona, uno de los negocios que cerró sus puertas después de que el tráfico pesado fuese desviado de la N-340. - MEDITERRÁNEO

MARI CARMEN TOMÁS
24/08/2017

La Plataforma de Damnificados por la N-340, los ayuntamientos de Cabanes y Torreblanca y los transportistas presentarán en septiembre una carta al Ministerio de Fomento para que se les conceda la consideración como área de servicios a nivel de Europa.

Con ello se pretende beneficiar tanto a transportistas como a las familias afectadas por el desvío de los camiones de la N- 340 entre Nules y Orpesa, y blindar así el tramo de Orpesa a Torreblanca ante una posible prohibición total al tráfico pesado, de forma que los camiones puedan pasar y acceder a los servicios existentes en el tramo de la nacional, donde hay restaurantes, farmacias, tiendas, supermercados y párking habilitado para camiones.

Así lo anunció ayer Richi Doménech, portavoz de la plataforma, quien explica que, de esta forma, «las familias que se han ido al garete volverían a empezar cuando se termine la concesión de la autopista, en el 2019». «Y el día de mañana, si prohíben la N-340, este tramo, al ser área de servicio podrían pasar camioneros a comer, cenar y dormir. Los transportistas saldrían, como hacen ahora, por la salida de la autopista de Torreblanca y entrarían por Orpesa y viceversa», dijo.

Argumenta, además, que en Torreblanca y Cabanes, la circulación está limitada a 50 kilómetros por hora, con lo que «no hay peligro de accidentes». Según explica, «a los camioneros, comer y dormir y descansar en la autopista nos les gusta y aquí, en la carretera N-340 tienen párkings muy grandes, vigilados, duchas y comida buena y muy barata».

Esta medida, indica, «beneficiaría, y mucho a los transportistas, a los ayuntamientos de Torreblanca y Cabanes y a nosotros, las familias, ya que nos han arruinado». «Estamos preparando toda la documentación y se ha hecho un mapa», señala Doménech. La idea sería ponerla en marcha «solo nos lo apruebe el Gobierno». «No pedimos dinero, pedimos una cosa buena para todos», manifiesta.

PÉRDIDAS

Desde que se produjo en el año 2014 la prohibición al tráfico pesado del paso por el tramo comprendido entre Nules y Orpesa, se ha reducido de forma drástica el tránsito de camiones entre Orpesa y Torreblanca, porque los transportistas optan por usar la autovía CV-10 y la carretera del aeropuerto CV-13 como alternativa a la N-340, lo que ha perjudicado, y mucho, a los negocios ubicados en el tramo de Cabanes y Torreblanca.