+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

el programa de los antiguos poys de la diputación está dotado con 12,1 millones de euros

Los alcaldes podrán pedir ya a partir de febrero las ayudas del Plan Castellón 135

Los ayuntamientos tendrán por primera vez más autonomía para invertir el dinero. La previsión es que el pleno del mes que viene apruebe las bases definitivas

 

Javier Moliner, en una de las obras realizadas con fondos de Diputación. - MEDITERRÁNEO

CASTELLÓN
15/01/2017

Los municipios castellonenses podrán solicitar a partir de febrero las ayudas incluidas en el Plan Castellón 135 de la Diputacion, dotado con 12,1 millones de euros y que sustituye a los antiguos POYS, cuyas bases han sido aprobadas el pasado 20 de diciembre por unanimidad de todos los grupos políticos, en un contexto de consenso inédito, tras una larga polémica .

El acceso a los fondos, que se ofrecen ahora con más autonomía para que los ayuntamientos decidan en qué invierten el dinero, se producirá una vez que el pleno de Diputación apruebe en su sesión ordinaria del próximo mes las bases definitivas del plan, tras respetar el preceptivo plazo de un mes para que se presenten las eventuales alegaciones, informaron desde la Diputación.

La nueva fecha prevista responde al trabajo que ya adelantó el diputado de la Oficina Técnica, Ibán Pauner, de adelantar en la mayor medida posible el calendario para el cumplimiento del Plan Castellón 135.

el reparto por poblaciones // El nuevo programa se ha gestado «con el objetivo de ayudar a todos los municipios, con especial atención en los municipios con menos recursos, y por ello cuenta con un sistema de repartos que plantea ayudas a todos los pueblos en función de su población, tamaño y pedanías» dijo Pauner.

Mientras los ocho municipios de más de 20.000 habitantes recibirán una cuantía fija, 205.000 euros en el caso de la capital; 180.000 para Vila-real; y 150.000 para la Vall d’Uixó, Burriana, Almassora, Benicarló, Onda y Vinaròs, el resto de localidad contarán con una cifra subvencionable, también concreta, que oscilará entre los 50.000 euros para las poblaciones de menos de 100 habitantes y los 90.000 euros para aquellas que tengan entre 5.001 y 20.000 vecinos empadronados.

Además, las mancomunidades percibirán 30.000 euros, y las entidades locales menores como el Ballestar, 50.000, teniendo en cuenta que los pueblos en cuyo término hay zonas poblacionales como pedanías podrán sumar entre 5.000 y 20.000 euros más.

Por último, los municipios con hasta 45 kilómetros cuadrados de extensión incorporarán a la inversión que reciban de la Diputación 5.000 euros extra. Igualmente, sumarán 10.000 más los que tengan una superficie comprendida entre los 45 y 96 km2, y los que la superen alcanzarán los 15.000 euros adicionales.

estabilidad // El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha anunciado además que la idea es dotar de la mayor estabilidad posible al Plan Castellón 135 con el objetivo de que los ayuntamientos puedan plantear proyectos que requieran inversiones plurianuales, es decir, para desarrollar en varios ejercicios, para lo que es necesaria la seguridad en la continuidad de este modelo de inversiones por población, extensión y núcleos habitados.