+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVA ALERTA

Alcaldes y vecinos culpan a la CHJ de obrar con desidia ante la gota fría

Municipios critican la falta de ejecución de obras pendientes del Patricova y acciones en barrancos

 

Imagen del barranco de Almassora a su paso por el grupo Perpetuo Socorro y Santa Teresa, cuya falta de limpieza denuncian los vecinos. - Manolo nebot

MARI CARMEN TOMÁS
22/10/2019

Alcaldes y vecinos de municipios del litoral de la provincia encaran una nueva alerta naranja por riesgo de gota fría y recriminan a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) no haber hecho los deberes en materia de prevención. Justo hace un año, la provincia sufrió las peores inundaciones desde el 2008 con 300 l/m2, siendo el litoral, especialmente el norte, el más castigado. Los bomberos prestaron 292 servicios y efectuaron 72 rescates.

El mes pasado la gota fría ya dio un aviso. La lotería de la calamidad se cebó entonces con el sureste peninsular y la provincia --donde cayeron 70 l/m2 por ejemplo en Almenara-- se libró de graves daños. Hoy vuelve a darse una nueva alerta por la llegada de una Depresión Aislada de Niveles Altos que puede dejar 100 l/m2 en la provincia, acompañada por temporal marítimo.

En ese sentido, los ayuntamientos y asociaciones echan en falta actuaciones clave, como las previstas en el Plan de Acción Territorial (Patricova), o trabajos en barrancos. Así, desde el Ayuntamiento de Santa Magdalena ejemplifican el caso de la canalización de la Rambla de Cervera, que salió a exposición pública en julio del 2011 y no se ha hecho realidad. La actuación, que afecta a los términos de Alcalà, Benicarló y Santa Magdalena, contemplaba cuantiosas inversiones. Solo en esta última localidad, por valor de un millón de euros. El Ayuntamiento de Santa Magdalena ha asumido también la limpieza de barranco a través de las brigadas de emergencia rural.

En Castelló, el presidente de la asociación de vecinos de San Agustín y San Marcos, Francisco Cabañero, lamenta que no se haya hecho la canalización del barranco del Sol, lo cual provoca inundaciones en la Cuadra Segunda y calles adyacentes. El representante de la coordinadora Cave Cova alerta de que los vecinos del grupo Santa Teresa y Perpetuo Socorro se quejan de la falta de limpieza del barranco de Almassora y también hay malestar por lo mismo en el grupo Venta Nova. Otro punto negro es la Marjaleria, donde el portavoz vecinal Jorge Vegues, reclama la ampliación de la capacidad de evacuación del río Seco en la desembocadura, que también reclama el Ayuntamiento y prevista en el Patricova, y la falta de limpieza del río seco así como de acequias y la reparación del muro de la Fileta. En este último caso, también responsabiliza al Ayuntamiento Y al Coto Arrocero. No obstante, hay que recordar que el consistorio ha aumentado en 30.000 € anuales el contrato de limpieza de acequias, para incluir el Barranco de Fraga y tenerlas listas cara al otoño como explicó el concejal de Reciclaje y Gestión de Residuos, Ignasi Garcia. 

El Ayuntamiento de Peñíscola también denuncia que desde el área de Servicios se puso en contacto con la CHJ para expresar la necesidad de limpiar barrancos y, ante la «inacción» se tomó la decisión de hacerlo el propio consistorio. Y ya están limpios. Informa Bartomeu Roig.

En Vinaròs, el alcalde, Guillem Alsina, también denunció que «la CHJ no ha hecho absolutamente nada» como medida preventiva. «Se le pidieron diversas cosas y solo ha puesto impedimentos». Un ejemplo, señala, fue que, tras el temporal de octubre del 2018, se desprendieron varias piedras de gran tamaño en la canalización del río Cervol. Lejos de intervenir, la CHJ advirtió de sanción al ayuntamiento si no lo reparaba y tuvo que ser el propio consistorio con sus fondos quien lo hiciera. Alsina lamentó que, cuando se trata de limpiar cañas no nos dejan, y cuando se trata de poner dinero para arreglar la canalización de un río nos pasan la pelota a nosotros».

En Moncofa, el alcalde, Wenceslao Alós, denunció que en Moncofa, después de las lluvias de hace un año, además del muro le pidió recrecer 50 centímetros, un tramo de muro del margen derecho del río Belcaire, ya que por ese punto se desbordó el río causando graves daños en los campos de cultivos. También le pidió la revisión y mejora en diversos pasos elevados sobre el Belcaire. El muro no se ha recrecido y en los pasos elevados, no habido ninguna actuación. También se pidió la limpieza de los ojos del paso elevado sobre el cauce del río Belcaire, por el que transcurre la N-340, cuentan con gran acumulación de piedras de canto rodado, sin éxito.

Por parte, el alcalde de Nules, David García, dice que la gran asignatura pendiente de la CHJ con Nules es el barranc del Torrent. Hace 15 dias mantuvo una reunión en la Confederación donde se insistió en la urgente necesidad de que se ejecute el proyecto. En esa reunión le explicaron que ya se ha finalizado el proceso de estudio del coste-beneficio de la inversión y «parece que es favorable a la actuación». El problema con el que se encuentran en este momento es que no hay gobierno y por consiguiente, tampoco presupuesto para el 2020 y eso puede lastrar y retrasar un poco más esa necesidad, que para Nules es una absoluta prioridad porque esta segunda salida del agua al mar, aliviaría a la Gola e impediría que la zona de la marjaleria estuviera en constante riesgo de inundaciones. Informa Mónica Mira.

El concejal de Medio Ambiente de la Vall, Fernando Daròs, también asegura que la CHJ «no actúa». El Ayuntamiento pide permiso para realizar mantenimiento de barrancos y ramblas y «con nuestros medios vamos haciendo, pero ni tenemos personal suficiente ni maquinaria adecuada para hacer todo lo que debería hacerse». Solicitan que la Confederación actúe, pero «cuando lo hacemos, ni contestan ni vienen». El principal problema de la Vall se encuentra en el barranco del Randero, es la zona que está en peores condiciones «hay que entrar con maquinaria pesada que no tenemos».

En Benicarló, la alcaldesa, Xaro Miralles, explicó que ha pedido autorización a la CHJ para limpiar la desembocadura de la rambla de Alcalà. «Desde el Ayuntamiento estamos realizando la limpieza de residuos y plásticos para que no vayan al mar en caso de lluvias fuertes. Cuando tengamos permiso de la CHJ y de la Conselleria de Medio Ambiente se harán las actuaciones por parte de ellos o del consistorio siguiendo sus indicaciones». Mientras, el Ayuntamiento está limpiando y desbrozando los barrancos y caminos, entre ellos, el Barranquet (foto superior) donde, desde las últimas lluvias, se acumulan residuos. Informa M.J. Sanchez.

Ciudadanos preguntó al Gobierno por las obras pendientes del Patricova en la provincia que dependen de la CHJ, que son el barranco Juan de Mora en Nules, la Rambla de Alcalà y el río Seco y todavía no han dado respuesta. Mientras, la diputada Sandra Julià pidió coordinación con el Botànic para que las 18 actuaciones pendientes se ejecuten.

PREPARATIVOS A NIVEL MUNICIPAL

Alcalà

Entre tanto los ayuntamientos están llevando a cabo los preparativos previstos en sus planes municipales de emergencias, como la señalización de puntos de mayor riesgo, como cauces, en caso de Alcalà.

Castelló

El Ayuntamiento de Castelló ha preparado el dispositivo de actuaciones. El nivel naranja de preemergencia implica que, desde el área de Seguridad Pública y Emergencias, se ha puesto en marcha el operativo de seguimiento, activando los correspondientes procedimientos y dando aviso a los dispositivos de Bomberos, Policía Local y Protección Civil para estar preparados en caso de que se tenga que activar el Plan Territorial Municipal frente a Emergencias de Castelló.

El concejal de Seguridad Pública y Emergencias, Omar Braina, ha puntualizado que la previsión actual trasladada por los técnicos es que podrían darse en Castelló situaciones puntuales de lluvia intensa, pero no se prevé por el momento una gran afectación. En todo caso, el servicio meteorológico del Ayuntamiento realiza un seguimiento al minuto y activa las alertas necesarias en función de la evolución del episodio de lluvias.

Desde el área de Emergencias se está continuamente en contacto con los técnicos municipales y de la Generalitat por si la previsión de precipitaciones aumentara y aconsejara la activación del Plan Territorial y el Centro de Coordinación Operativa Municipal (CECOPAL), el comité de coordinación político y técnica ante situaciones de emergencia.

El Ayuntamiento ha intensificado el control y comprobación de toda la infraestructura antiinundaciones en las últimas semanas y, sobre todo, desde el pasado mes de septiembre.

Además, el Ayuntamiento de Castelló cuenta con un Protocolo de Actuaciones por Lluvias que establece las medidas de prevención y procedimientos de actuación de los equipos y sistemas de evacuación de aguas de escorrentía, fundamentalmente en caso de lluvias torrenciales o episodios de gota fría en Castelló y el Grau. Este documento contempla diferentes escenarios y actuaciones y se activa automáticamente desde un registro de 10 litros por metro cuadrado.

En Benicarló, operarios de la Brigada municipal de Obras y Servicios, han comenzado los trabajos de limpieza en el Barranquet, que ha costado 3.388 euros y la asociación ecologista Apnal ha denunciado al Ayuntamiento por esta actuación. En Almassora, la brigada ha revisado las salidas de las acequias para garantizar que no hay embozos (ver imagen inferior) y la policía y las brigadas han revisado las vallas que se colocarán en puntos sensibles.

En Vinaròs, se ha puesto en marcha una actuación especial en todo el término municipal, preparando todo el dispositivo para delimitar y acotar las zonas susceptibles de ser afectadas por el fuerte oleaje, como por ejemplo el puente de Las Salinas o cala Roquetes en la Costa Sur, mientras que en la Costa Norte ha delimitado de manera especial la calle de la Doncella y el Cossis.

Además, la Policía Local se ha encargado de informar a los establecimientos del paseo de medidas para que el material de las terrazas no pueda ser arrastrado por el viento. También se están instalando señales de prohibido el paso en los pasos subterráneos, y se han colocado vallas en barrancos y rieras por donde suelen circular los vehículos. 

Por su parte, la empresa encargada del servicio de la limpieza viaria ha retirado los contenedores de las calles de San Pascual, plaza de San Valent y barranco del Triador, zonas que suelen ser inundables. Así mismo, también se prohibirá en las próximas horas, en función de la evolución del temporal, estacionar vehículos en estas zonas para evitar que una crecida de agua los pueda arrastrar. Informa Xavi Flores.

¿Qué dice la CHJ?

Por su parte, desde la CHJ sostienen que este 2019 ha invertido más de 240.000€ en diversas actuaciones y que desde el verano de 2018 el desembolso en Castellón se eleva a más de 410.000€.

Por otra parte, asegura que han autorizado en la misma provincia más de 40 actuaciones a municipios que colaboran en esta amplia tarea. Añade que  la existencia de vegetación y sedimentación en los cauces y sus márgenes responde a un proceso natural producido como consecuencia de la dinámica fluvial. Además hay que señalar que la vegetación tiene efectos beneficiosos en la laminación de avenidas, por lo que las actuaciones en relación a su retirada son de carácter puntual. No hacen ninguna referencia a las obras pendientes del Patricova.