+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN 2012 ADQUIRIÓ CRETAPRINT POR 40 MILLONES

La americana EFI trae a Almassora su centro mundial de inkjet y creará 78 empleos más

La división ha cerrado el año 2016 con un crecimiento de las ventas del 30%. El negocio supone hoy más del 50% de la facturación de toda la multinacional

 

José Luis Ramón, vicepresidente de EFI. - DANIEL NÁGER

ALMASSORA - DANIEL NÁGER
15/01/2017

España se ha convertido en un filón para el negocio de la multinacional estadounidense EFI (Electronics For Imaging), que ha trasladado a Almassora su centro mundial de tecnología inkjet. El hito llega después de que en enero del 2012 la firma especializada en tecnología digital adquiriera a la castellonense Cretaprint, por la que pagó unos 40,5 millones de euros. Ahora, la empresa no solo ha estrenado a finales del 2016 sede en el Polígono Industrial Supoi --junto a la Autovía de la Plana--, sino que anuncia una segunda ampliación de instalaciones por la que incorporará a 78 profesionales más a su división en España.

Lo anuncia en exclusiva a Mediterráneo el vicepresidente y director general impresión digital de EFI, José Luis Ramón: «EFI ha hecho una apuesta importante por España. La parcela que ahora mismo disponemos es de 25.000 metros cuadrados. Cuando finalicemos la ampliación prevista, junto a la parte que ahora está construida, sumarán 11.000 metros cuadrados. Son cifras que demuestran que se trata de un proyecto ambicioso». El proyecto evoluciona a toda velocidad. El objetivo es iniciar «en breve» la obra para que esté «todo finalizado hacia mayo». Este hecho va a suponer que la empresa sume, a los 182 trabajadores que tiene a día de hoy en plantilla, otros 72 puestos de trabajo.

Y en esta evolución, tal y como admite José Luis Ramón, el sector cerámico ha tenido un peso importante. «La industria azulejera es la que más se ha transformado a nivel de implantación de la tecnología inkjet», señala, una evolución que, si bien se está dando en otros sectores, como las artes gráficas, el textil, el vidrio o la madera, sí ha sido decisiva para ejercer como motor tractor hacia otras áreas de la producción industrial más allá del azulejo.

El resultado es que, de las tres áreas que componen el negocio de EFI a nivel mundial (electrónica y gestión del color; la de software de alta productividad y la impresión digital), la inkjet acapara hoy más del 50% del negocio global de la multinacional.

Aunque la compañía no da cifras sobre qué supone la cerámica para su negocio, este ha crecido «un 30% en el 2016». Y a nivel general, la compañía espera superar la barrera de los 1.000 millones de dólares de facturación con la suma de todas las divisiones por primera vez al cierre del pasado año. Las perspectivas para este 2017 son «muy buenas», porque hay muchas inversiones previstas por las empresas.