+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SOLO HAY SIETE FUNCIONARIOS HACIENDO PRUEBAS

Las autoescuelas piden que los examinadores hagan horas extra

La asociación propone esta medida para solventar la escasez de plantilla. Explican que hay 3 semanas de espera y ahora aumentan los aspirantes al práctico

 

El número de aspirantes a sacarse el carnée de conducir aumenta con el final del curso escolar y el inicio de las vacaciones. - MEDITERRÁNEO

MARI CARMEN TOMÁS
28/06/2016

La Asociación Provincial de Autoescuelas pide a la Jefatura de Tráfico que los examinadores hagan horas extra como forma de paliar la escasez de plantilla y con vistas a evitar que muchos aspirantes no puedan examinarse este verano.

Según explican desde el sindicato CSIF, en la actualidad, hay seis examinadores más la coordinadora. Y es que, a pesar de que se produjo una jubilación, no se ha incorporado más medios a una plantilla ya de por sí escasa.

Por esto, Antonio Pertegaz, vicepresidente de la asociación, explica que ahora el tiempo de espera es de 20 a 25 días, pero la previsión es que irá a más porque en esta época es cuando más alumnos se examinan y hay más demanda, por lo que de una forma u otra existe más retraso.

Pertegaz indica que debería haber más examinadores, pero como esta medida no sería a corto plazo, habría que hacer horas extra o dietas, para poder agilizarlo. “Antes Tráfico hacía exámenes por las tardes”, señala Pertegaz, quien añade que actualmente habrá unas 900 personas pendientes de hacer el examen, pero que la cifra irá a más y en 10 ó 15 días podría situarse en unas 1.500 ó 2.000, por lo que si no se toman medidas podría haber gente que se quedara sin examinar a final de julio, ya que el plazo para examinarse es “de tres semanas en adelante”.

Además, se da la circunstancia de que, como está operativo el horario estival, los funcionarios trabajan una hora menos.

Hay que recordar que la asociación nacional de examinadores de tráfico convocó el año pasado huelga por la falta de plantilla, la inseguridad en la comunicación de exámenes o la saturación de pruebas. Entre otras medidas pedían reducir el número de pruebas por examinador. H