+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROGRAMAS PARA combatir las plagas en la provincia E INICIATIVAS PARA SU CONTROL

Las ayudas del Consell contra el mosquito tigre llegarán cerrada la campaña estival

Carrasco (PP) critica que Castellón quede fuera de las subvenciones. El sistema elegido para canalizarlas, a través de la FVMP, ralentiza el proceso

 

ÁNGEL BÁEZ
12/06/2016

El sistema escogido para canalizar las ayudas en el futuro decreto de ayudas de la Generalitat para combatir al mosquito tigre supondrá retrasos en la llegada de los fondos a los ayuntamientos que los soliciten, según han señalado fuentes municipales, contrarias a que sea la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) la encargada de su tramitación porque supone “una sobrecarga burocrática que hará que las partidas lleguen una vez terminado el tiempo estival, el de mayor incidencia del insecto”.

Esta es la opinión compartida por miembros de concejalías de diferentes municipios y por el propio diputado provincial de Desarrollo Sostenible, Mario García, quien considera la ayuda “tardía e insuficiente”.

Tal como avanzó la propia Conselleria de Sanidad este viernes, el decreto --hoy aún en fase de preparación-- contempla partidas de 450.000 euros para toda la Comunitat, cuando esta misma cantidad es la que la Diputación Provincial destinará este año a lo largo de las tres fases de las que consta el programa ya iniciado.

CRITERIOS DE POBLACIÓN // Otra circunstancia que ha encontrado rechazo municipal es el que se haya puesto un tope poblacional para acceder a las ayudas; si bien finalmente se ha ampliado a localidades de menos de 80.000 habitantes cuando en un principio el techo estaba en los 20.000. De hecho, la portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, ha criticado a la Generalitat “por dejar fuera del decreto de ayudas para colaborar con los ayuntamientos en las medidas contra el mosquito a los municipios de más de 80.000 habitantes”. En este sentido, Carrasco asegura que “el mosquito no entiende de términos municipales, por lo que nos parece inexplicable que el Consell saque una orden de ayudas y nos deje fuera”.

“Entendemos que los criterios de población en asuntos como este no tienen sentido, de ahí que apostemos por medidas globales”, explica Mario García, quien subraya que las ayudas de la diputación ya han comenzado una segunda fase. H