+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DATOS DEL MINISTERIO DE HACIENDA

Los ayuntamientos rebajan su deuda a más de la mitad y 68 la dejan a cero

Navajas, Sorita, Villores, Palanques y Bejís son los menos saneados, aunque su situación mejora. Los municipios de Castellón adeudan a la banca 141,1 millones, la cifra más baja desde el 2008

 

Los ayuntamientos rebajan su deuda a más de la mitad y 68 la dejan a cero -

ELENA AGUILAR
21/07/2019

La salud financiera de los ayuntamientos de Castellón mejora día a día. Y la clave está en la estricta dieta a la que se han sometido durante años. Nada de obras faraónicas, nada de ampliaciones de plantilla, nada de gastos duplicados... ¿La consecuencia? En los últimos cuatro años, los consistorios de la provincia han reducido su deuda a la mitad, hasta el punto de que solo deben a los bancos 141,1 millones de euros, la cifra más baja desde el inicio de la crisis económica. Y lo mejor de todo es que 68 de las 135 localidades de la provincia, el 50,3%, ya no deben ni un solo euro.

Que las cuentas públicas municipales gozan de buena salud es algo que demuestran las cifras que acaba de hacer públicas el Ministerio de Hacienda. Así, y durante el último año, las corporaciones municipales rebajaron su deuda en otros 29,2 millones de euros (un 17% menos) y la cifra de ahora nada tiene que ver con la de hace seis años, cuando los ayuntamientos acumularon un pasivo de 351,9 millones.

La deuda se disparó por encima del 45% entre el 2008 y el 2012, cuando la suerte de todos los consistorios cambió con la crisis. La fuente de ingresos procedentes del ladrillo se secó de golpe y dejó la mayoría de las finanzas locales empantanadas. Muchos alcaldes escondieron las facturas que no podían pagar en los cajones. Otros tardaban varios años en pagarlas. Hasta que en el 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy puso en marcha la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que impide a los consistorios incrementar la inversión a pesar de que cierren sus cuentas con superávit (obligatoriamente el remanente de tesorería debe emplearse en amortizar deuda). Ese año, la deuda municipal alcanzó en Castellón el récord de 351,9 millones, la cifra más alta de la historia. Y esa ley, junto al plan de pago a proveedores también del mismo año, explica el extraordinario proceso de saneamiento que han llevado a cabo todos los ayuntamientos.

loS MÁS ENDEUDADOS // De los algo más de 141 millones de euros que deben los consistorios de la provincia, 32,1 los adeuda la capital, siempre según los datos de Hacienda, elaborados a partir de la información remitida por el Banco de España. El de Castelló es, de hecho, el ayuntamiento de la provincia con más compromisos financieros en términos absolutos, aunque la cifra dista mucho de los 129,5 millones que tenía en el ejercicio 2012. De este modo, y al cierre del 2018, cada vecino de la capital debía una media de 188 euros, nada que ver con los 719 de hace seis años. «La reducción ha sido posible gracias a una gestión racional de los recursos, a la austeridad del gobierno municipal y al reajuste de los préstamos bancarios», según ha argumentado en varias ocasiones la alcaldesa Amparo Marco, quien insiste que el objetivo es llegar a la deuda cero.

A Castelló le sigue Vila-real, que debe a los bancos 23,3 millones de euros y, de hecho, es uno de los pocos que en el último año ha visto incluso cómo la cifra ha ido en aumento. Pese a eso (en el mes de junio del año pasado firmaron un préstamo por valor de 4,9 millones con el BBVA para hacer frente a varias sentencias urbanísticas derivadas de gobiernos anteriores al 2011), la situación financiera es mucho mejor que la de hace unos ejercicios. A esta localidad le sigue en el ránking provincial la Vall d’Uixó (al cierre del 2018 acumulaba un pasivo de 16,5 millones de euros), seguido de Peñíscola (7,6), Burriana (5,7) y Benicarló (5).

NAVAJAS, SORITA, VILLORES... // Castelló y Vila-real son los municipios de la provincia que más dinero siguen adeudando a la banca, pero si se tiene en cuenta la deuda per cápita hay otras localidades que se encuentran en mucha peor situación. Y la palma en la provincia se la lleva Navajas. Este pueblo del Alto Palancia de apenas 700 habitantes soporta una carga de 4,7 millones, un total de 6.762 euros per cápita. Se trata del segundo municipio más endeudado de la Comunitat Valenciana (solo Vallada, en Valencia, le supera, con 8.063 euros por habitante) y se encuentra en el top ten de los municipios españoles con los números más de color rojo. Y eso que la situación ya no es tan negativa como la de hace cinco años. Para intentar rebajarla, y según puntualizan fuentes municipales, se ha iniciado una labor comunitaria con voluntarios entre los propios vecinos, y muchos se encargan de las labores de limpieza. Además, el Consell se ha comprometido a abonar 3,5 millones de euros en los próximos seis años en un intento de aligerar el pasivo financiero, que es todavía importante. Tras Navajas se sitúan Sorita (la deuda per cápita asciende a 3.896 euros) y Villores (2.769 euros).

PUEBLOS QUE VIVEN SIN HIPOTECA //

Hay municipios que siguen viviendo con el agua al cuello, pero en Castellón hay otros muchos que tienen deuda cero. Ya son 68 y uno de los que acaba de entrar en esa lista es Vilanova d’Alcolea. En el 2013 llegó a deber 376.000 euros, pero al cierre del 2018 la cifra fue cero. «Básicamente la clave ha estado en apretarnos al máximo el cinturón y cumplir a rajatabla la regla de gasto», explica el alcalde, Francisco José Oller. ¿Y qué se siente al formar parte de los municipios que ya han saldado toda la deuda? «Es una sensación similar a la que uno experimenta cuando acaba de pagar la hipoteca. Estamos muy satisfechos y eso nos va a permitir destinar más dinero a inversiones para mejorar la calidad de vida de los vecinos», añade el munícipe sobre los planes de futuro.

Forcall y Portell de Morella son otros de los municipios que en el último año se han puesto al día y en ambos casos la receta ha sido muy similar, contención del gasto. Pero hay otros muchos que, aunque todavía tienen algunos créditos pendientes, estos resultan insignificantes. Es el caso, por ejemplo, de Almedíjar, que adeuda tan solo 8.000 euros. El pasivo de Villahermosa del Río asciende a 25.000, una minucia si se tiene en cuenta que hace una década llegó a tener compromisos financieros por 391.000 euros.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

Buscar tiempo en otra localidad