+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS EMPRESARIOS PAGAN HASTA UN 25% MÁS CARA LA ENERGÍA QUE EN EUROPA

Las azulejeras exigen al Gobierno que reduzca los peajes del gas

El 76% de la factura son costes fijos impuestos por el Ejecutivo español. El hub negocia aún menos del 1% del gas consumido por falta de competencia

 

DANIEL NÁGER
09/06/2016

España ya cuenta desde diciembre con un hub del gas natural, tal y como pedían las azulejeras, pero el sector exige al Gobierno que reduzca los peajes y costes regulados de la energía, además de promover la competencia, para conseguir una liberalización efectiva del sector energético que redunde en la rebaja de precios.

Así se constata en un informe presentado ayer por Gas Industrial, la asociación para un gas competitivo, que aglutina a las empresas de los principales sectores productivos de España, entre ellas Ascer, cuyas empresas son una de las mayores consumidoras de gas natural para el funcionamiento de los hornos.

“Los industriales españoles están pagando precios muy por encima de lo que lo hacen sus competidores europeos e internacionales, lo que supone una clara desventaja para ellos y para la economía española”, se recoge en un informe presentado ayer por el lobi empresarial, desde donde denuncian que, “en 7 años, España pasó de ser la zona de mayor a la menor competitividad en precios del gas en Europa, llegando a pagar entre un 20 y un 25% más que sus competidores europeos”.

Y no solo eso. “En cuanto a los costes regulados, los costes de acceso -peajes-- son un 45% superiores a los de la media europea. Los industriales españoles pagan el doble que los franceses, el triple que los británicos o seis veces lo que los alemanes”, remarcan.

OBRAS INÚTILES // Por si esta situación no es suficiente, Gas Industrial remarca que “en España hay sobrecapacidad en las infraestructuras de gas natural; las plantas de regasificación están infrautilizadas, por lo que resulta urgente que la demanda nacional logre precios competitivos”. En este saco estaría, por ejemplo, la planta del Castor de Vinaròs, que costará 1.400 millones de euros a todos los españoles a través de la factura del gas y sin prestar ningún servicio ni ser útil, extremo que ya en su día denunció Ascer.

El precio del gas tiene un impacto directo en el coste de producción de las baldosas, siendo a día de hoy el primero de los factores de la estructura de gastos. En España, las empresas representan el 62% de todo el consumo y la factura asciende a los 3.500 millones de euros anuales.

EL PAPEL DEL HUB // En seis meses, el hub del gas español, que gestiona MibGas, solo ha sido capaz de negociar menos del 1% del gas que se consume en España. De ahí que exijan al Gobierno a que “revise los costes regulados --el 76% del total--, impulse la apertura del mercado y promueva la competencia, a día de hoy todavía muy escasa e insuficiente. H