+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

incremento en el empleo

El ‘Black Friday’ y el frío animan al comercio en Castellón

Los negocios de la provincia pronostican un nivel de ventas superior al del año pasado durante la campaña de Navidad

 

Imagen de una tienda durante el 'Black Friday'. - MEDITERRÁNEO

A. TEZANOS 21/11/2018

Buenas perspectivas para el comercio de la provincia de Castellón cara a la recta final de año, un momento en el que coinciden acontecimientos como el Black Friday, el viernes; el Cyber Monday, el próximo lunes; y, sobre todo, la campaña de Navidad.

Además, otro factor, la llegada de las bajas temperaturas, puede contribuir a que el sector tome aire después de un tercer trimestre del año en el que el volumen de ventas no fue el deseado.

Es la valoración que hacen desde la sección castellonense de la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat Valenciana (Covaco). «Esperamos recuperar con el Black Friday y durante la Navidad lo que se perdió en verano, cuando no llegamos al nivel que pensábamos. Las encuestas que hemos hecho nos dicen que los comerciantes creen que este año va a ser mejor que el pasado», explica Tere Esteve, la secretaria general de la organización, que agrupa hasta 4.000 negocios en la provincia.

En este sentido, «es clave que el frío haya llegado antes, sobre todo para el sector textil, lo que ha hecho que las ventas se hayan agilizado». La importancia de registrar un nivel importante de actividad durante época navideña lo demuestra el hecho de que hay establecimientos, especialmente los relacionados con la venta de complementos, perfumería, nuevas tecnologías o regalos, para los que «supone del 30% al 40% de la facturación total del año».

En la capital de la Plana, donde Covaco representa a unos 400 comercios, «hay muchos negocios que incrementarán su personal, aunque es difícil hacer una previsión sobre cuántos lo harán».

optimismo // También en Vila-real hay buenas sensaciones en el sector cara a esta época del año. Paco Arrufat, representante de la Union de Comercio (Ucovi), destaca también «la importancia de que hayan llegado las bajas temperaturas». «Nuestra previsión es optimista. Poco a poco está aumentando el consumo en la localidad y se está notando de forma muy positiva para los negocios», manifiesta Arrufat a este diario.

Desde Burriana, las señales no pueden ser mejores. «La gente ya está reservando sus compras de Navidad para no esperar a última hora, y eso es muy buena señal», detalla Raquel Ninot, portavoz de la Federació del Comerç. De hecho, la previsión es que «sea una de las mejores campañas registradas los últimos años».

Testimonios que abundan en la previsión de las agencias de empleo, que como ya publicó el periódico Mediterráneo a principios de este mes prevén que las ofertas de empleo durante la campaña navideña crezcan en Castellón entre un 7 y un 10% respecto al mismo periodo del año pasado.

 
buenas cifras // Donde existe divergencia es en la cifra total de empleos que la campaña navideña puede generar en la provincia. Y es que pese a que tanto Adecco como Randstad preven crecimientos respecto al año pasado, la primera es mucho más optimista que la segunda: 17.680 nuevos contratos por 5.400.

Como es natural, el sector servicios es el que necesitará una mayor mano de obra. En concreto, según el estudio de Adecco, las empresas de la provincia ya están solicitando cajeros, dependientes, mozos de almacén, carretilleros, repartidores, personal de atención al cliente, azafatos, recepcionistas, personal de administración y promotores.

Y otro dato para el optimismo: según Adecco, hasta un 15% de los contratos firmados durante la campaña navideña se pueden renovar cara a meses posteriores.

primer test del comercio // Para empezar, un buen termómetro será ver el comportamiento de los castellonenses el viernes, cuando están llamados a disfrutar del Black Friday. En Covaco han puesto en marcha una campaña que dura toda la semana en la que no ofrecen grandes descuentos, pero sí la posibilidad de ganar un viaje, a Japón, Chile o Laponia, a partir de compras superiores a cinco euros.