+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

intervención de la presidenta del ppcv

Bonig aspira a que los «catalanistas» no estén «nunca más» al frente del Consell

La popular critica que el «nacionalismo valenciano» quiera cambiar la Comunitat

 

La portavoz del PPCV, Isabel Bonig, durante su intervención en el debate de ayer en Les Corts. - MEDITERRÁNEO

A. TEZANOS
12/09/2018

La portavoz del PPCV en Les Corts, Isabel Bonig, centró gran parte de su intervención en atacar por el frente identitario, que según la valldeuxense es el gran punto flaco del Pacte del Botànic. Y es que, a su juicio, el actual Consell va a pasar a la historia como «el intento fracasado del nacionalismo valenciano por cambiar sociológicamente una comunidad que nunca se dejó».

Según señaló durante su alocución, los valencianos están deseando que Ximo Puig convoque elecciones anticipadas, para poder decirle que «nunca más» haya «gobiernos sectarios», porque «confrontan» a los valencianos. «Nunca más catalanistas al frente» del Consell, y nunca más un presidente de Les Corts que apoya «a los separatistas y golpistas catalanes», dijo en referencia al mensaje de Enric Morera en Twitter en el que se manifestaba en contra de la encarcelación de los políticos encausados por el 1-0.

Bonig enumeró los que en su opinión son los nueve «fracasos» del Consell en esta legislatura, y detalló una amplia relación de iniciativas de gobierno del PPCV. Su primera medida será derogar todos los planes que suponen una «catalanización» de la Comunitat, pues a su juicio en la izquierda de la Comunitat prefieren ser «catalanes de segunda a valencianos de primera».

Después de tres años, sostuvo la lideresa del PP, Puig es un president con un proyecto «fracasado y agotado», frente a lo cual el PPCV ofrece a los valencianos que «vuelvan a tener ilusión y esperanza en su futuro», así como «la recuperación del orgullo de ser y sentirnos valencianos y españoles», y que la libertad sea también «un derecho sagrado».

Entre los reproches de la dirigente popular al president socialista está que haya pasado de la reivindicación ante el Gobierno de España «a la sumisión y complacencia», como en lo que respecta a la financiación autonómica, ya que parece que la moción de censura «no la acaban de digerir», por lo que «contra Mariano Rajoy se vivía mejor».

programa listo // La máxima representante del Partido Popular en la Comunitat se mostró confiada en las posibilidades de su partido cara a las próximas elecciones autonómicas. Por ello, hizo públicas varias claves del que será su programa de gobierno, que en materia educativa recuperará el distrito único; y hará que uno de cada cinco nuevos colegios públicos den el 80% de las asignaturas en inglés, en los que el valenciano será un mérito y no «un requisito de exclusión».

En esta línea, Bonig anunció también que aplicará «la mayor baja de impuestos de la historia», con la eliminación del impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones, exenciones en el de Transmisiones y un tramo autonómico del IRPF que sitúe a la Comunitat a la cabeza de las que menos pagan.

En sanidad, explicó que dice «sí al modelo concesional y a la colaboración público-privada»; y anunció el blindaje por ley de los plazos de lista de espera, mientras que en materia económica adelanta una ley de autónomos, el fin del «bloqueo» a inversiones estratégicas y la libertad de horarios comerciales.

más medidas // La presidenta del PPCV defendió además que no hay «nada más progresista que defender la familia y la vida», por lo que si gobiernan aprobarán deducciones en el IRPF de 600 euros por hijo durante cinco años, y anunció una Oficina Económica en la Generalitat que vele por cumplir el déficit cero.

Para Bonig, es necesario «recuperar el orgullo de ser y sentirse valencianos», porque la Comunitat está gobernada por políticos «que no creen en ella», y defendió que «las vergüenzas y los complejos no los tienen los valencianos», sino todos aquellos que ven en el proceso separatista catalán «el paraíso deseado» aquí.