+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

preparativos del congreso nacional del ppcv

Bonig y Moliner aprietan para que el PPCV tenga presencia en Génova

Buscan situar a valencianos en la cúpula del PP tras el chasco del Gobierno. Rajoy no se ha puesto en contacto aún con la lideresa en la Comunitat

 

MARIBEL AMORIZA
08/02/2017

Después de la decepción que supuso para los presidentes del PPCV, Isabel Bonig, y del PPCS, Javier Moliner, que Mariano Rajoy no contara con ningún castellonense o valenciano para su Gobierno, ambos trabajan para intentar colocar a algún nombre de la Comunitat en la cúpula nacional del partido que debe decidirse en el congreso que la formación celebra en Madrid a partir del próximo viernes.

Del ámbito autonómico, Bonig estaría impulsando la presencia en la dirección de Génova de nombres como el de Elena Bastidas, su vicesecretaria general y persona de su confianza. En Castellón, Moliner vio ya frustadas sus expectativas de que Miguel Barrachina, secretario general del PPCS y diputado en el Congreso, obtuviera un puesto en el Ejecutivo, o bien en el segundo escalón de la estructura nacional, quien estaría ahora entre quienes pueden optar a entrar en la cúpula del Partido Popular.

Isabel Bonig dijo ayer que Mariano Rajoy no se ha puesto en contacto con ella para hablar del equipo que va a presentar al congreso nacional del PP, o de si va a optar por la figura del coordinador, que en algunas ocasiones ha existido en el seno del PPCV. La lideresa popular señaló, en todo caso, que es Rajoy, quien «conoce perfectamente» el PP, quien tiene que hacer su equipo.

Cargos aparte, Bonig ha logrado ya arañar de Génova que su propuesta de congresos asamblearios y la de elección directa de alcaldes se debatan en el Congreso. Falta ver que ocurre con otras, como la de custodia compartida o aforamiento. En el caso de la propuesta de una tercera urna para las diputaciones, Javier Moliner señaló ayer que se está trabajando en Madrid, pero que difícilmente habrá respuesta antes del fin de semana.