+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PREDICCIÓN

Una borrasca trae viento, bajón de temperatura y nieve a Castellón

El interior registrará mínimas bajo cero y a partir del viernes, la llegada de los copos

 

El interior registrará tiempo gélido durante el puente. - MEDITERRÁNEO

MARI CARMEN TOMÁS // JAVIER ORTÍ
02/12/2020

Una borrasca procedente del noroeste provocará vientos fuertes y una bajada importante de las temperaturas y podría traer las primeras nieves al interior de la provincia de Castellón el viernes.

El catedrático de Climatología de la Universitat Jaume I, José Quereda, señaló que «esta primera semana de diciembre vamos a estar cubiertos por una masa de aire polar. Las consecuencias van a ser las de un notable descenso térmico que ya será acusado el jueves». Ello propiciará que en el litoral, las mínimas se quedarán en torno a 4 ó 5 grados, indica, lo que ya preludia los 0 grados y negativas sobre los 1.000 metros. Por ello, añade, «no es descartable que en ese interior se pueda insinuar nieve». Las máximas en la zona de costa se situarán en torno a 14 o 15 grados, frente a los 18 a los que se llegó el domingo o del lunes.

En zonas montañosas, sin embargo, el descenso térmico será más destacable. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) vaticina que en Morella por ejemplo se llegará a los 4 de máxima el sábado 5 frente a los 13,5 grados del lunes.

Aemet apunta, además, que este miércoles comenzará a acelerarse el viento, sobre todo el interior norte, con lo que combinación de viento y temperaturas bajas acentuará la sensación de frío en esas zonas. De hecho, Aemet ya activó el martes por la noche el aviso amarillo por rachas de 80 km/h en el interior norte. Un aviso que se ampliará en las próximas horas a toda la mitad oeste de la provincia.

NIEVE / Así las cosas, según apunta el aficionado a la meteorología y vecino de Cinctorres, Lorenzo Boix, «a partir del viernes a medio día podremos tener los primeros copos de la temporada».
Estas precipitaciones, en principio, serían de carácter débil y solo afectarían a los puntos más altos de la Tinença de Benifassà y Els Ports. «Será más bien testimonial, pero el aire frío en altura que tendremos durante el puente hará que en estas zonas altas las precipitaciones sean en forma de nieve», apunta Boix al respecto.

Con todo, lo que es seguro es que el puente habrá temperaturas gélidas en el interior provincial. Las previsiones de Aemet apuntan a mínimas bajo cero. Así en Vilafranca o Ares el termómetro se desplomará hasta los -5° y en Morella o Cinctorres a -2°. Las máximas no superaran los 9° en ningún municipio de la comarca. Las precipitaciones según AEMET se limitarán al viernes y el resto del puente, cielo despejado.