+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

críticas del principal partido de la oposición

Carrasco (PP) afeará «la subida de impuestos» y el «gasto en personal»

Los populares quieren demostrar «que la ciudad está paralizada»

 

La portavoz popular, Begoña Carrasco, en una de sus intervenciones. - MEDITERRÁNEO

E. M.
08/06/2017

El principal partido de la oposición en el Ayuntamiento de Castellón, el PP, llega al debate del estado de la ciudad con la idea de reprochar al bipartito una «gestión ineficaz e ineficiente», la «subida de impuestos», «el aumento del gasto en personal» y la «opacidad y falta de transparencia». Son las premisas en las que han incidido en las últimas semanas los populares y de las que se servirán para, a su juicio, «demostrar que la ciudad está paralizada».

La portavoz del grupo municipal popular, Begoña Carrasco, insiste en rebautizar el Pacte del Grau en «el Pacte del Frau; un fraude de pacto, marcado por el desgobierno, el autoritarismo de la alcaldesa y el descrédito de un bipartito débil, secuestrado por la izquierda radical. Ineficaz e ineficiente ante las necesidades ciudadanas», remarca Carrasco, que también prevé recriminar las «promesas en el aire». Compromisos «que son incapaces de materializar, como acabar con los desahucios, crear una bolsa de vivienda, aprobar el Plan General y el plan estratégico de turismo, crear la oficina de la discapacidad, abrir el quiosco de la plaza de la Paz o el nuevo centro de alzhéimer y no aplicar recortes ni en sanidad ni en educación».

En su discurso, la portavoz popular dijo que intentará hacer crítica en beneficio de la ciudadanía. Se centrará en la gestión económica y cómo repercute en los castellonenses, y lo hilará con el gasto en personal. «Recaudan más e invierten menos, no repercute ni en la ciudad, ni en los castellonenses». «Este año recaudarán un millón más con el IBI; entre 4 y 9 euros más se incrementará el recibo de basura y, pese a seguir subiendo impuestos, sacan pecho de su gestión», apunta la portavoz popular.

SUPERÁVIT // «Su afán por recaudar más les ha llevado a cerrar el 2016 con 30 millones de euros en el banco sin gastar, casi el 20% de lo recaudado. No invierten en Castellón, pero sí gastan 765.000 euros en 18 empleados de confianza y 868.000 euros en autobombo. Acaban haciendo lo que dijeron que nunca harían», insiste la portavoz de los populares, que aprovechará el foro público de esta tarde para insistir sobre ello.

«No entendemos que teniendo superávit sigan subiendo impuestos a los vecinos, para que el dinero no revierta en la ciudad, mejor está en el bolsillo de los castellonenses», asegura.

«Los firmantes del pacto aseguran haber ejecutado un total de 95 de las 410 acciones acordadas, solo un 23%. Un recuento que carece de veracidad cuando se alude a Castellón, como ciudad libre de desahucios o cuando hablan de una oficina municipal para personas migrantes», recalca.

Los populares llevarán al debate de la ciudad «las trifulcas internas» de un Ayuntamiento que califican como «la Casa de los líos». «Hay recelos y competencia entre dos equipos (PSOE y Compromís) y luego está el mando a distancia de Castelló en Moviment. Son dos equipos donde cada uno gobierna para los suyos». Para los populares, estas «envidias que paralizan la ciudad, provienen en parte de los enchufismos». «Lo hemos visto con el gerente de Deportes (dedazo de Compromís), con el de Fiestas (dedazo de PSOE), con el coordinador de Urbanismo (dedazo de PSOE), con el intendente de la policía (dedazo de PSOE) y con el director de una oficina de Planificación Económica (dedazo de Marco)», denuncia.