+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

NUEVA POLÍTICA MUNICIPAL

Castellón activa un plan social para favorecer el acceso a una vivienda

Hay abiertas líneas de subvenciones por casi 400.000 € para ayudar a las familias

 

Las personas contratadas a través de ‘Jornals de Vila’ han estado rehabilitando varias viviendas sociales. - MEDITERRÁNEO

ESTEFANIA MOLINER
01/11/2017

Emerger las viviendas que están cerradas en la ciudad de Castellón y paliar las situaciones de emergencia habitacional y los problemas de exclusión residencial que afectan a los ciudadanos. Son los objetivos en los que trabaja la Oficina Municipal de Vivienda, de la mano de la concejalía del área, a través de un plan de choque con varias líneas de ayudas y bonificaciones que se han activado en los últimos meses, después de largas y complejas tramitaciones.

En Castellón, según la vicealcaldesa y edila de Vivienda, Ali Brancal, «hay más de 200 viviendas sociales sobre las que no había ningún tipo de control, y ahora se están rehabilitando a través de los Jornals de Vila y solucionando problemas que se arrastran durante años». «No son suficientes», reconoce, para paliar una larga lista de espera. Hay alrededor de un centenar de familias esperando una vivienda social, a los que faltaría sumar otro número indefinido de personas forzadas a ocupar un piso... y los desahucios no paran, con una media provincial de cuatro por día.

Conscientes de la problemática, desde el consistorio se aprobaron en julio las bases para la constitución de una bolsa de vivienda social para que las personas que tuvieran una casa cerrada la pudieran poner a disposición, mientras que familias en riesgo de exclusión social podrían acceder a las mismas con un alquiler bajo.

LAS ACCIONES

Desde entonces, la oficina de vivienda ha recibido tres solicitudes para aportar inmuebles y se ha cerrado una inscripción, según reveló Brancal; y se han abierto diferentes líneas de ayudas para facilitar que esta bolsa funcione. La última, para el pago de hipotecas, dotada con 200.000 euros en total, que se suman a otras que suponen otros más de 194.000 euros y son para rehabilitación y para la elaboración del informe de evaluación de edificios. Además, las nuevas ordenanzas fiscales para el 2018 prevén una bonificación del 95% en el IBI de inmuebles que se destinen a un uso social.

  1. BOLSA DE VIVIENDA El pasado 7 de julio se aprobaron las demandadas bases de la bolsa de vivienda de alquiler social. Cualquier vecino que disponga de un piso vacío de, como mínimo 60 m2, se puede inscribir. El arrendador obtendrá a cambio una renta mensual limitada a un máximo de cuatro euros por metro útil, sin poder exceder los 400 euros.
  2. REHABILITACIÓN. Valorada en 161.700 euros, esta partida de ayudas que se hizo pública el pasado 8 de octubre, se centra en la mejora de las condiciones de habitabilidad del interior del inmueble y en la obtención del certificado de eficiencia energética. Son subvenciones para rehabilitar.
  3. INSPECCIÓN. El 8 de octubre también se abrió una línea de 32.340 euros dirigida a la obtención del Informe de Evaluación de Edificios (la ‘ITV’ de los inmuebles).
  4. HIPOTECAS. El viernes 27 de octubre, se dio luz verde al programa de ayudas para el pago de la hipoteca de las familias en riesgo de desahucio. La dotación inicial total es de 200.000 euros y cubre el 40% de la cuota mensual durante diez meses, hasta un máximo de 2.800 euros.
  5. BONIFICACIONES IBI. Las ordenanzas fiscales aprobadas el 26 de octubre prevén una bonificación del 95% del IBI en inmuebles de uso social.
Temas relacionados