+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN TRES CARRETERAS DE LA PROVINCIA

Castellón contará con tres rutas ciclistas protegidas para incrementar la seguridad

Las vías contarán con una señalítica específica que se instalará a partir de septiembre

 

Castellón contará con tres rutas ciclistas protegidas para incrementar la seguridad -

01/08/2017

El subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, ha anunciado que la provincia de Castellón contará con tres rutas ciclistas protegidas para incrementar la seguridad de los usuarios de los vehículos de dos ruedas en los tramos que se han detectado como más conflictivos, siendo 138 rutas las que se van a poner en el conjunto de España, tal y como ya ha anunciado el director general de Tráfico, Gregorio Serrano. “Se trata de una de las medidas incluidas dentro del Plan de Actuación de la DGT para la protección de este colectivo, una acción que también se va a poner en marcha en la provincia de Castellón”, ha resaltado Barelles, con el objetivo de “proteger a los miles de usuarios de bicicleta que salen principalmente los fines de semana a practicar ciclismo, de modo que dispongan de rutas especialmente vigiladas”.

La selección de estas Rutas Ciclistas Protegidas se ha realizado en colaboración con otras administraciones, instituciones y asociaciones ciclistas que, durante meses, han estado trabajando para reforzar la seguridad de los ciclistas en carretera. En el caso de las comarcas castellonenses, se trata de tres carreteras, todas de titularidad autonómica. En la zona norte se implantará la ruta en la CV-135, en el tramo que está comprendido entre el enlace con la N-340 y la intersección de la CV-10, un segmento de 19,500 kilómetros. La segunda ruta, la que está enmarcada en la zona centro de la provincia, está en la CV-190, en el tramo que va desde el punto kilómetrico 7 hasta el 29,5, y que abarca las poblaciones de l’Alcora, Figueroles, Lucena y el Puerto Remolcador. La tercera ruta, la sur, está comprendida por tres tramos que afectan a tres carreteras: es el que parte de la CV-223, en el arranque con la CV-10, hacia Artana y Eslida, para luego cambiar a la CV-219, discurriendo por Chóvar, y finalmente pasa a la CV-230 hasta la Vall d’Uixó. En total, unos 30 kilómetros.

 Las medidas especiales de seguridad en la primera y la tercera se aplicarán durante todo el año, los sábados y días festivos, que son los de mayor registro de ciclistas, desde las 8.00 horas hasta las 20.00 horas, mientras que la segunda se implantará entre abril y noviembre, en los mismos días de la semana y el mismo horario.

Entre las medidas que se van a poner en marcha en las tres rutas ciclistas protegidas se incluyen algunas como señalítica específica para identificar que se trata de una ruta ciclista protegida y de calmado del tráfico, lo que implicará una disminución temporal del límite máximo de velocidad en 20 kilómetros/hora por debajo de lo marcado durante el periodo convencional. También se intensificará la vigilancia presencial de agentes de tráfico, que velarán especialmente por el cumplimiento de las normas de seguridad relativas a la distancia lateral en el adelantamiento a ciclistas, velocidad inadecuada o maniobras antirreglamentarias. Además, habrá controles preventivos de alcohol y otras drogas en estas rutas seleccionadas, así como en sus vías de acceso, y las patrullas de helicópteros de la DGT incluirán dichas rutas ciclistas protegidas en sus labores de vigilancia. Por otro lado, a través de las jefaturas provinciales se solicitará la colaboración activa de las policías locales para mejorar la seguridad en estas rutas.“En definitiva, con estas medidas se persigue aumentar la seguridad vial de todos los usuarios, fomentando la convivencia de todos la tipología de vehículos que circulan por ellas”, ha indicado David Barelles.

El subdelegado del Gobierno en Castellón afirma que la Jefatura Provincial de Tráfico ya cuenta con el permiso de la institución titular de las vías por las que transcurren las tres rutas ciclistas protegidas de la provincia, en este caso la Generalitat Valenciana, “y ya se está trabajando en la señalítica, que previsiblemente se instalará a partir de septiembre, una vez estén todos los detalles ultimados y concretados”.

En el año 2016 se produjeron 56 accidentes con víctimas en los que se vieron implicados usuarios que viajaban en bicicletas, con el resultado de un fallecido. En el año 2017, y hasta el 21 de junio, se han producido 28 accidentes con víctimas, con el resultado de 1 fallecido, 4 hospitalizados y 26 heridos leves. Los ciclistas son especialmente débiles en los accidentes de tráfico con vehículos a motor implicados. “De ahí que haya que hacer los máximos esfuerzos, como ya lo estamos haciendo, para protegerlos, y fomentemos la convivencia de todo tipos de vehículos por las carreteras, especialmente cuando la tendencia general de la sociedad es a practicar deporte y disfrutar de la naturaleza, opción en la que se enmarcan muchos de los ciclistas que transitan por nuestras vías provinciales”, ha concluido David Barelles.

Temas relacionados