+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTÁ A LA COLA EN EL ESTUDIO PROSPECTIVO DE LA GENERALITAT

Castellón envejece y prevén más ancianos y menos extranjeros dentro de 15 años

 

Un pastor con su rebaño, en un imagen cada vez menos frecuente en el interior. - MEDITERRÁNEO

NOELIA MARTÍNEZ
12/07/2019

Si el envejecimiento de la población y el éxodo rural ya constituyen un problema de primer orden en la provincia de Castellón, la prospectiva no es muy halagüeña y urge a intervenir. En 15 años, en el 2033, Castellón tendrá una cifra de habitantes muy similar, pero ligeramente a la baja, estancada, un mayor peso de los mayores de 65 años y menos residentes de otras nacionalidades, lo que implica una hipotética caída del fenómeno de la inmigración en los próximos años.

El informe de proyección de población 2018-2033, elaborado por la Generalitat y publicado por el Instituto Valenciano de Estadística (IVE), apunta que en este futuro a medio plazo, de las tres provincias de la Comunitat, Castellón envejecerá por encima de la media. En 15 años, uno de cada cuatro castellonenses será mayor de 65 años, el 26%, un porcentaje superior a la media autonómica. Además de ser la provincia que liderará el envejecimiento, será el territorio que, en el 2033, contará con una menor cuota de población extranjera, el 14%, inferior a las de Valencia y Alicante.

Otro dato que viene a corroborar esta tendencia, el informe (amplía el difundido por el Instituto Nacional de Estadística, que llegaba hasta el 2029) concluye también que, al final del periodo proyectivo, en diez comarcas del interior de Castellón y Valencia más de un tercio de la población tendría 65 o más años.

SÍ QUE AVANZAN / Pero no todo es negativo. Entre las luces, destacar que entre los únicos 24 municipios de la Comunitat Valenciana de más de 20.000 habitantes que crecerán en población en el periodo 2018-2033 figuran cinco de Castellón. Son, por este orden, de más a menos ganancia, Vinaròs, Benicarló, Almassora, Vila-real y Castelló, que elevarán sus habitantes. Y en el otro lado de la balanza, los que estiman que perderán población, en esta categoría de localidades grandes y medianas, son Onda, Burriana y la Vall d’Uixó, siendo esta última la que más decrecerá demográficamente en esta horquilla.

CIFRAS GLOBALES / De las tres provincias que forman la Comunitat, Castellón mantendrá un censo prácticamente constante, mientras que Alicante es la que más aumentará su población. ¿Cuántos habitantes vivirán en Castellón en el 2033? Pues en este futurible basado en análisis a cargo de expertos se habla de una población proyectada de 569.386 (frente a los 569.576 del 2018, en el inicio de ciclo, por lo que se perderían 190 personas). En plata, crecimiento cero.

El informe 2018-2033, además, habla de que en Castellón el saldo migratorio apenas compensaría el natural --el saldo vegetativo, salido de la diferencia entre nacimientos y defunciones--.

¿Y en la Comunitat? Estiman que a fecha de 1 de enero del 2033 residirán 5.212.537 personas. Esto implica un incremento de la población de 266.304 habitantes entre las tres provincias y un alza media anual del 0,35%.

De las 34 comarcas, 16 de ellas experimentan un aumento en la población proyectada y las tres con mayor crecimiento medio anual pertenecen a Alicante. En un horizonte temporal de cinco años, los municipios que en términos relativos perderían más población están en su mayoría en el interior de las provincias de Castellón y Valencia, y los que más crecerían se concentran fundamentalmente en la franja costera de la de Alicante.

¿Y en qué punto se encuentra Castellón? ¿Cuál es la realidad actual? El último padrón publicado este año habla de una ganancia de población, 1.428 habitantes más en el último año, rompiendo la tendencia a la baja que se arrastraba en los últimos seis ejercicios. Hasta 39 municipios han ganado habitantes, entre ellos Vila-real, Benicarló, Burriana, Benicàssim, Almassora, Onda, Peñíscola, Moncofa, Torreblanca y Vinaròs. Pero Castellón no puede bajar la guardia, pues solo cinco municipios siguen igual y 90 de 135 pierden vecinos.

UNIR ESFUERZOS / De hecho, ya lo alertó en su reciente memoria el Comité Económico y Social de la Comunitat (CES-CV), cuyo presidente, Carlos Alfonso, destacó que el principal problema de Castellón, el más «grave», es la despoblación de su interior. En la línea, en su Declaración sobre la Despoblación en el Medio Rural, del 27 de mayo, el Consell Valencià de Cultura (CVC), alertó que el último padrón del Instituto Nacional de Estadística (enero del 2019) arroja una preocupante conclusión: 26 provincias españolas han perdido población, fundamentalmente en el medio rural. «En la Comunitat, aunque la población en su conjunto no decrece, hay un importante desequilibrio entre las comarcas de interior y costa, en detrimento evidente de las primeras», detallan. Finalmente, el CVC aboga por «un pacto de Estado» para atajar esta problemática que, según todos los estudios, seguirá al alza en los próximos años.