+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

plan especial para personas en riesgo de exclusión

Castellón evita más de 900 cortes de luz, agua y gas a necesitados

Bienestar Social da 16.320 ayudas de emergencia desde junio del 2015. El Ayuntamiento invierte 200.000 euros para combatir la pobreza energética

 

ESTEFANIA MOLINER
05/07/2017

El Ayuntamiento de Castellón ha evitado más de 900 cortes de suministro de luz, agua y gas a personas en riesgo de exclusión social en los dos últimos años, a través del plan contra la pobreza energética que ha supuesto, de junio del 2015 a junio del 2017, cerca de 200.000 euros a cargo de las arcas municipales, según informan a este periódico. Las medidas se han tomado a través de la Concejalía de Bienestar Social que dirige el edil José Luis López.

Además de estas acciones para garantizar el suministro a las familias más desfavorecidas de la ciudad, han reforzado el resto de ayudas de emergencia. Desde el 2015 se han atendido 16.811 solicitudes de ayudas de emergencia de personas en riesgo de exclusión social, de las que se han concedido un total de 16.320, cuyo valor económico alcanza los 5,3 millones de euros.

MÁS AYUDAS // López arremete contra la gestión que desarrolló el anterior equipo de gobierno. «El aumento en las prestaciones de alquiler de vivienda es buen ejemplo de ello. En los últimos años de legislatura del PP, el equipo que hoy representa Begoña Carrasco destinó 1,287 millones de euros a este concepto, que ha pasado con el nuevo gobierno del bipartito a 1,715 millones de euros», subrayó el concejal.

Esta progresión también se observa en ayudas para necesidades básicas, tales como alimentación e higiene y comedor escolar, que en el mismo periodo analizado han crecido de 2,3 millones de euros a 3,3 millones, es decir, se destina un millón de euros más.

Y lo mismo sucede con otras atenciones de carácter social extraordinarias, como ayudas para guardería o compra de electrodomésticos, «que en la última etapa del gobierno popular alcanzaron 13.000 euros y ahora han superado los 16.000 euros», concreta el concejal de Bienestar Social.