+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el plan empieza a ejecutarse este año con el parque urbano crèmor-vereda de la enramada

Castellón invertirá 20 millones en 10 años para que el Riu Sec sea un corredor verde

El proyecto incluye cuatro pasarelas, dos puentes, parques y revalorizar patrimonio. El fin es superar la barrera natural actual y potenciar el cauce como vertebrador

 

La alcaldesa presentó ayer el proyecto del corredor medioambiental del Riu Sec junto al edil de Urbanismo y la teniente de alcaldía del distrito Oeste. - SLOWPHOTOS.ES

ESTEFANIA MOLINER
13/06/2018

Convertir el Riu Sec en un eje vertebrador, en una oportunidad para transformar la ciudad eliminando la barrera natural que supone actualmente para potenciarlo como corredor medioambiental. Es el objetivo del macroproyecto presentado ayer valorado en 20 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 años, desde 2018 al 2028. Un ambicioso plan estructurado en ocho zonas, con una longitud estimada de actuación de 4,3 kilómetros, entre la Vía Augusta y el parque del Pont de Ferro -o lo que es lo mismo, desde la variante de la N-340 hasta la avenida Vall d’Uixó, donde comienza el tramo soterrado-. Incluye la creación de sendas peatonales y recorridos ciclistas en paralelo al río, la puesta en valor de la Vía Augusta y la Vereda de la Enramada, la recuperación de bosques de ribera, la creación de nuevos parques urbanos en Crèmor y el entorno del cementerio, cuatro pasarelas ciclopeatonales y dos nuevos puentes.

La ejecución se hará por fases. Ha empezado con la redacción del master plan que dibuja el corredor medioambiental y seguirá con la elaboración del plan especial en la zona de Crèmor y la redacción del proyecto de ejecución de este mismo entorno, previo al inicio de las obras. Además, está a punto de comenzar la construcción de uno de los dos nuevos puentes que permiten potenciar la conectividad transversal entre ambas riberas -el de la prolongación de la calle Jesús Martí y la conexión con Quadra Saboner-.

La alcaldesa, Amparo Marco, fue la encargada de desvelar los detalles del nuevo corredor medioambiental del Riu Sec, acompañada por el concejal de Ordenación del Territorio, Rafa Simó, y la teniente de alcaldía del distrito Oeste, Verònica Ruiz.

ELEMENTO VERTEBRADOR

Subrayó que este proyecto «permite superar la interpretación del río como barrera natural y aprovechar su potencial como elemento vertebrador de un nuevo modelo de urbanismo para una nueva ciudad más sostenible, inclusiva y amigable». Y en cuanto a la inversión, Marco dijo que «se buscarán fondos, propios o europeos». Sobre si se prolongará la intervención hasta la desembocadura, lo descartó, por ahora, aludiendo a la intervención pendiente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para ampliarla.

Simó destacó que la actuación es compatible con el nuevo Plan General y que «era un pecado no aprovechar el río»; y Ruiz resaltó el «aprovechamiento social y ecológico» de la transformación.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por Cruda Realidad 10:16 - 13.06.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El anterior y anulado PGOU ya contemplaba puentes y amplías zonas verdes en los márgenes no urbanizados del río. A parte del cambio de denominación de la humilde “zona verde” al rimbombante “corredor medioambiental”, y de la trasnochada “alameda” por la más actual y conservacionista “bosque de ribera”. A parte de presentar la adecuación de los márgenes urbanos de un cauce, que dicho sea de paso ya se ha hecho en la mayoría de ciudades de España, como la creación de nada más y nada menos que de un “eje vertebrador”. ¿Cuales son los cambios que aporta la nueva planificación con respecto al anterior PGOU? ¿Ninguno?