+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CIUDAD REFUGIO

Castellón ofrece ayuda

El buque atracará en el puerto de Valencia

 

La alcaldesa, Amparo Marco, destaca a Castellón como ciudad refugio. - MEDITERRÁNEO

R. D.
11/06/2018

El Ayuntamiento de Castellón se ha puesto a disposición de la Generalitat Valenciana para colaborar en todas las acciones necesarias para acoger a los inmigrantes abandonados en aguas internacionales, entre Italia y Malta, a bordo del buque ‘Aquarius’, de la ONG francesa SOS Mediterranée, en el que viajan 629 inmigrantes, de los que 123 son menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas. El Gobierno de España ha dado instrucciones para que el puerto de Valencia acoja a los refugiados.

El gobierno municipal ha contactado con Presidencia de la Generalitat para mostrar la solidaridad de Castellón ante el drama humanitario y compartir los recursos de acogida de la ciudad. La alcaldesa, Amparo Marco, ha afirmado que “Castellón es una ciudad solidaria, que no puede permanecer impasible ante una situación de emergencia internacional en la que hay tantas vidas en juego”. El pleno del Ayuntamiento declaró a Castellón como ciudad refugio.

“En circunstancias como éstas es cuando se ha de demostrar que las instituciones también tenemos alma y somos sensibles ante una tragedia terrible e injusta”, añade Marco. La alcaldesa ha recordado que “aunque el marco competencial de los ayuntamientos es limitado en este ámbito, eso no puede ser un impedimento para dar una solución a los problemas que exigen una respuesta global”. La Concejalía de Bienestar Social mantiene contactos permanentes con la Administración autonómica.

El gobierno municipal impulsó en 2015 la elaboración de un plan municipal de acogida, denominado Castelló Ciutat Refugi, para apoyar a las personas que desde entonces llegan a la Unión Europea huyendo de la gravísima crisis humanitaria que están sufriendo diferentes países, como el caso de Siria, por motivos bélicos, políticos, económicos o de privación de derechos humanos. El plan ha sido consensuado con colectivos y ONG, el Obispado y Federaciones de Asociaciones de Vecinos para coordinar la respuesta a dar como ciudad a la crisis de refugiados.