+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

impulso al patrimonio municipal

Castellón recupera la villa romana y este año construirá el centro de interpretación

Cultura asumirá la segunda fase que está valorada en más de 200.000 euros. Acaban las obras de consolidación del yacimiento tras cuatro meses

 

FEBRERO. Hace cuatro meses empezaron las obras tras ocho años de su descubrimiento. - MANOLO NEBOT / GABRIEL UTIEL

JUNIO. La primera fase de consolidación ya está acabada y falta el centro de interpretación. - MANOLO NEBOT / GABRIEL UTIEL

ESTEFANIA MOLINER
25/06/2017

Cuatro meses de obras y 125.000 euros de inversión han permitido finalizar la primera fase de consolidación de la villa romana de Vinamargo, tras ser descubierto el yacimiento hace ocho años, en el 2009, durante el reencauzamiento del barranco de Fraga. Ahora, la prioridad es arrancar cuanto antes la segunda fase, de la que se hará cargo la Conselleria de Cultura, que está valorada en más de 200.000 euros, y que contempla como proyecto principal el centro de interpretación que, «esperamos tener también finalizado este año, de modo que cualquiera que se acerque a la villa romana pueda entender y conocer su historia», explicó la edila de Cultura, Verònica Ruiz.

Por ahora, ya se han instalado tres paneles con información del yacimiento que permiten aprender un poco más sobre quienes habitaron este lugar. Según Ruiz, «el acceso no estará permitido dentro de la villa, pero se podrá observar perfectamente desde el mirador exterior y con los paneles y el centro de interpretación, que será una reproducción de una villa romana, se entenderá perfectamente su historia».

El de Vinamargo es uno de los yacimientos arqueológicos romanos más importantes de la provincia y el único de la ciudad, con una extensión actual de 2.750 m2 de superficie construida y una excavación total de 3.500 m2, según la memoria de los arqueólogos directores de las excavaciones, Joaquin Alfonso y Ana Miguélez. En base al mismo documento, las ocupaciones están datadas entre los siglos II y VI d. C. Se ha documentado gran parte de los típicos espacios que forman parte de una villa, con la pars urbana original, modificada posteriormente como pars rústica, junto al resto de estancias también de carácter rústico con diversos almacenes, establos, habitaciones del servicio, esclavos… e incluso fructuario, con una zona de hornos y estancias anexas. También se ha documentado parte de las estancias que formarían el área termal, ya que en parte se hallan en la zona no excavada, al sur del límite de afección de la obra.

HALLAZGOS // Durante los trabajos arqueológicos y de consolidación de la villa romana, se ha hallado una gran cantidad de material característico de los siglos I a VI d. C., sobre todo cerámico, abarcando la mayoría de tipologías, formas y decoraciones, aunque también un interesante lote numismático, en fase de estudio, y otros materiales metálicos, vidrio, óseo, malacofauna y pétreo, con restos de mármol, del que destaca solo un pequeño fragmento con restos de epigrafía, además de teselas de mosaico o algunos escasos restos de estucos y pintura muraria, según apuntan Alfonso y Miguélez en su estudio. Ahora, hay que terminar de ponerlo en valor y mostrarlo a la ciudadanía.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad