+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

simó destaca el consenso con el sector

Castellón regula la instalación de vallas publicitarias en la vía pública

El ejecutivo lleva a pleno el texto que sustituirá al anterior, redactado el 2011. El objetivo es dar seguridad a empresas y minimizar el impacto de estos elementos

 

El concejal de Ordenación del Territorio, Rafa Simó, durante una de las reuniones con el sector de la publicidad exterior y la policía local de Castellón. - MEDITERRÁNEO

R. D.
10/09/2017

Regular la instalación de elementos publicitarios en la vía pública de una manera más eficaz y ajustada a la realidad del sector. Este es el objetivo con el que la junta de gobierno local de Castellón ha aprobado la nueva ordenanza que pondrá fin a la situación de ilegalidad en la que se encuentran muchas vallas publicitarias. Además, el texto también regula la colocación de carteles, monopostes, lonas, paneles luminosos y pinturas.

La normativa, que deberá aprobarse en pleno antes de entrar en vigor, permitirá su instalación en solares, parcelas o edificios ubicados en suelo urbano excepto el núcleo histórico, las avenidas Ferrandis Salvador y Mare de Déu del Lledó, camí La Plana, Caminàs. También queda exento el ámbito del Plan Especial de la Marjaleria, las parcelas que estén situadas a menos de 100 metros del dominio público marítimo-terrestre y los terrenos clasificados por el planeamiento urbanístico como suelo no urbanizable protegido.

El concejal de Ordenación del Territorio, Rafa Simó, destacó la voluntad del equipo de gobierno de dotar a la ciudad de una «norma actualizada, que se ajuste a la realidad del sector, que ordene de forma eficiente y con criterios técnicos la instalación de vallas publicitarias y otros soportes y que defina los emplazamientos permitidos y los exentos».

SECTOR DINÁMICO // La ordenanza sustituirá a la actual, del 2001, que además de no dar «los resultados esperados» por el ejecutivo municipal, también se ha visto superada por la evolución de un sector «muy dinámico». Según Simó, el texto ha sido consensuado con los distintos actores para minimizar el impacto visual sin dejar de dar seguridad jurídica a las empresas anunciantes.