+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA BORRASCA DA PASO A UN EPISODIO DE TEMPERATURAS GÉLIDAS

Castellón vive el enero más frío en 35 años

La provincia registra una media de 7,4ºC en el inicio del 2021, algo inédito en los registros desde el 1985. Los bomberos efectúan un total de 172 servicios por el temporal, 26 de ellos de rescate a personas

 

Estampa de la localidad de Morella en una vista aérea tras las intensas nevadas producidas durante las últimas jornadas. - RAFA RUIZ

IVÁN CHECA
12/01/2021

El frío es, junto a la omnipresente pandemia, el protagonista del inicio del 2021, con una media de temperatura registrada en la provincia de Castellón de alrededor de 7,4 grados, algo inédito en los apuntes desde el 1985, cuando se situó por debajo de los seis grados, lo que supone el arranque de ejercicio más gélido en los últimos 35 años, tal y como confirmaron fuentes de la Agencia Estatal al de Meteorología (Aemet).

Este es uno de los efectos asociados a la borrasca Filomena que azotó en las últimas jornadas al territorio nacional y que al comenzar a remitir progresivamente dio paso ayer a una ola de frío, como atestiguan los termómetros de estaciones meteorológicas de Vistabella o Forcall, donde se superaron los diez grados bajo cero, según los datos de Avamet.

Aunque con algo menos de intensidad, el clima gélido se hizo sentir en toda la provincia y, de hecho, la máxima registrada no sobrepasó los 11,3 grados en el litoral, como ocurrió en Almenara, o los 11,2 grados en Castelló.

Y es que, este lunes la mitad del territorio provincial continuaba cubierto por la nieve, según Aemet, lo que, sumado al frío, provocó la formación de hielo en distintos lugares, aumentando la peligrosidad en la circulación.

Por ello, desde el Consorcio Provincial de Bomberos insistieron una vez más en la necesidad de evitar desplazamientos innecesarios hacia el interior, al ser «mayor» la probabilidad de que se produzcan accidentes en las vías. No obstante, los efectivos trabajan ya en el esparcimiento de sal, con la movilización en total de 250 toneladas, para evitar la aparición o poder combatir el hielo.

Balance de asistencias

Asimismo, hasta la fecha el cuerpo de emergencias ha efectuado un total de 172 intervenciones de las que 26 corresponden a rescates, prestando asistencia a 40 personas, la mayoría de ellas por haberse quedado encalladas con sus vehículos en la nieve.

De forma paralela, se realizaron también 32 servicios de limpieza de caminos y pistas rurales para facilitar la entrada a masías aisladas y explotaciones ganaderas, cifra que todavía puede crecer hasta que se completen todas las solicitudes formuladas.

En esta línea, el diputado provincial de Bomberos, Abel Ibáñez, aseveró que «todas las localidades del interior cuentan ya con sus entradas al completo libres de obstáculos y que ningún pueblo se encuentra incomunicado».

Crítica de la oposición

Ahora bien, desde la oposición, el Partido Popular, a través de su portavoz en la Diputación, Vicent Sales, criticó que «muchos pueblos han visto cómo no se había previsto la suficiente cantidad de sal para hacer frente a la nevada y ahora temen lo peor con una nieve acumulada que se congela y genera riesgos entre los vecinos y, sobre todo, al tráfico», por lo que hicieron una llamada «urgente» a solucionarlo cuanto antes.

Una acusación que el portavoz socialista, Santi Pérez, desmintió y lamentó que el PP «recurra a la mentira para empañar la encomiable labor que vienen desarrollando los operarios estos días», a la vez que instó a los populares a que «dejen trabajar y no pongan palos en la ruedas».

Evolución del temporal

La ola de frío afectará todavía a la provincia durante gran parte de la semana, aunque las previsiones recogen que las temperaturas más bajas quedarán concentradas entre ayer y hoy. Por esto seguirá todavía operativo el dispositivo especial de bomberos y el resto de fuerzas de seguridad previsto para afrontar el fenómeno meteorológico.

De igual forma, se mantiene la recomendación de aplazar la movilidad que no sea de carácter ineludible, ya que el uso de cadenas continúa siendo necesario en algunas carreteras aunque se encuentren abiertas al tráfico.