+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

apertura de las fiestas de sant pere

La Cavalcada de la Mar, una mirada a la tradición

Mil figurantes desfilan en una comitiva renovada que vuelve a los orígenes

 

AMINA EL MAALOUMI
18/06/2017

Más fotos

La profesión de las mujeres que reparan las redes también estuvo presente en la Cavalcada de la Mar del Grao. - GABRIEL UTIEL

La Cavalcada de la Mar volvió este sábado a sus orígenes. En esta edición, la festividad se ha convertido en una auténtica muestra etnológica del Grao, tal y como se planeó en el año 1957 cuando se incluyó como parte de las fiestas de Sant Pere. El espectacular pasacalles contó con la participación de cerca de 1.000 personas que desfilaron por el distrito marítimo, pasando por las calles de Xurruca, Canalejas, Gravina y paseo Buenavista, bajo la mirada de los asistentes.

La Cavalcada de la Mar es el anuncio de que las fiestas de Sant Pere están al caer, un preámbulo en forma de desfile que, con una renovada imagen, buscó profundizar en la tradición. Y es que pese al transcurso del tiempo, la Cavalcada ha conseguido volver al estilo originario de los años 90 con éxito. El cortejo festivo se dividió en cinco partes: el inicio, con los dolçainers i tabaleters; la parte de mitología, la de historia; la del mundo de la mar, la de recuerdos del Grao y el cierre, con la banda del Grao.

El recorrido comenzó a las 19.00 horas cuando Dolçainers i Tabaleters y los nanos de José María y Xamberga abrieron la Cavalcada de la Mar, seguidos de la mitología, donde se exhibió «una réplica del Neptuno de 1957, con una altura de tres metros y acompañado de cuatro sirenas, al ritmo de la percusión de Pikatumba», subrayó uno de los miembros de Col·lectius per la Cultura al Grau, Vicent Ortiz.

El aspecto histórico llegó con los Moros d’Entrilles, la Germandat dels Cavallers de la Conquesta y, como novedad, una representación de los Piratas del Grao de la que no perdieron ojo los asistentes. A continuación le siguió el mundo del mar, donde las peñas y otros colectivos recrearon los oficios del mar. Esta sección «ha rendido homenaje al pregón de hace más de 60 años y ensalza las costumbres», señaló Ortiz.

Antes del cierre, llegaron los recuerdos del Grao, donde las peñas representaron diferentes oficios de los años 20. Asimismo, también participaron la asociación de gigantes y cabezudos de Onda y la Federació de Colles de Castelló con una representación de sus carros. El cierre vino de la mano de las carrozas de las reinas de los pueblos y las de las reinas de Sant Pere 2017, Laia Tirado y Edurne Giner, junto al pregonero y, por último, la Unión Musical del Grao. Desde la organización celebraron «la ilusión y el interés que han demostrado todos los colectivos, y la buena respuesta de las asociaciones que se han unido en pro de la cultura en el Grao» subrayó Ortiz.

Cabalgata interactiva

Este año, como novedad, se implantó la opción de seguir a tiempo real el pregón a través de los dispositivos móviles, donde las imágenes de la Cavalcada de la Mar se acompañaron de audios explicativos de cada sección.