+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

últimos retazos de la temporada de la variedad reina de la provincia

La clemenules cierra una campaña con precios de récord a 0,42 €/kilo

Aunque tendrá poco peso al liquidar, marcará la segunda parte de la temporada. Desde que la Lonja de Cítricos analiza las cotizaciones nunca se había llegado a tanto

 

Una collidora recolecta clemenules en un campo de la Plana Alta. - MANOLO NEBOT

RAMON OLIVARES RUIPÉREZ
28/12/2017

La clemenules cierra estos días una campaña de las que no se recuerdan. La falta de fruta y la elevada demanda han marcado la recolección de la variedad reina de la provincia, cuyas últimas toneladas se recolectan en Castellón con cotizaciones de récord. El último boletín de la Lonja de Cítricos de Valencia fija una horquilla muy amplia, que va de los 0,235 euros por kilo... ¡hasta los 0,423!

Nunca, en las 11 campañas que ha cubierto este instrumento regulador asentado en València (recientemente cumplió su décimo aniversario), la clemenules ha alcanzado una cotización tan alta, como muestran las estadísticas de la Lonja. La cifra más elevada registrada a estas alturas del año son los 0,329 euros por kilo que se pagaron en el año 2015.

Más allá de este dato, todos los segmentos de la rama naranjera castellonense destacan la buena marcha de la campaña que «hace años que no veíamos», señala el responsable de cítricos de la Unió, Carles Peris. También su homólogo de Fepac-Asaja, José Francisco Nebot, confirma que «ya firmaríamos» estos precios todos los años. Eso sí, ambos coinciden en que hay que esperar a las liquidaciones para contrastar con certeza la repercusión que finalmente tendrá en el campo, debido a la merma de tonelaje que precisamente ha hecho que los precios sean tan elevados.

Y es que, aunque ya hace días que se cierran tratos a 0,40 euros el kilo (la Lonja siempre es un poco conservadora en este sentido), como señala Peris, en el global de la campaña serán pocas las operaciones que finalmente se firmen a cotizaciones tan elevadas. Con ello, las liquidaciones (otra cosa son las ventas de los productores que van por libre) no se verán muy beneficiadas.

Eso sí, estos precios ya están marcando la segunda parte de la campaña, que ha arrancado «muy bien», asegura Peris.