+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La provincia contará con 151 profesionales para mejorar el manejo de esta lengua

La concertada ve en los auxiliares de inglés «otra discriminación»

Oltra defiende que el Consell «no puede decidir el personal de la educación privada». Los centros critican que «el plan se paga con impuestos de todos los padres»

 

CRISTINA GARCIA // EFE
13/05/2017

Otra discriminación, y ya van unas cuántas», denuncia la enseñanza concertada valenciana. Tras el anuncio por parte del president, Ximo Puig, de que la Comunitat contratará a mil auxiliares de inglés solo en los centros públicos --151 en Castellón--, la Mesa por la Educación en Libertad preguntó ayer «¿por qué se discrimina a los alumnos de la concertada, que también se sostiene con fondos públicos?». Lo dijo su portavoz, Vicente Morro, que denunció que, una vez más, ven «que la Generalitat no trata por igual a todos los centros y vuelve a crear agravios comparativos». Antes ya habían denunciado la falta de libertad de elección de las familias con el plan plurilingüe, el mapa de aulas y las becas.

QUEJAS // La entidad, que engloba a las patronales de centros Feceval y Escuelas Católicas, asociaciones de AMPA como FCAPA o Cofapa, profesores, además de las universidades privadas o el PP, cuestiona «¿dónde están ahora los privilegios de la concertada?». Este es un plan autonómico, con dinero del Consell, ocho millones de todos los valencianos, y no vamos a tolerar que solo beneficie a una parte de los centros sostenidos con los fondos públicos», exigió Morro. La Mesa insta a Educación a que «dé marcha atrás» y «deje entrar en la iniciativa a la concertada». Manuel Ortiz, portavoz de Escuelas Católicas en Castellón, explica que «poner auxiliares de inglés en los centros es una buena iniciativa y no debería dejar fuera a la concertada, porque, al fin y al cabo, los fondos son públicos y los beneficiarios son los alumnos, cuyos padres pagan impuestos, como los de la pública».

Ortiz indica que cuando se implantó el plan experimental del Ministerio «fue la Conselleria la que gestionó ese personal, y a la concertada no le tocó ni uno. Repetimos, ¿dónde están los privilegios? Los centros que lo implantaron lo hacían pagándolo de sus fondos propios», concreta.

OLTRA RESPONDE // La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, aseguró ayer que la política de personal de la escuela privada «no la decide la Generalitat, sino cada centro, y no se hacen oposiciones para entrar». «Nos acusarían de intrusismo en la libertad de empresa», señaló ante la petición del portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad, Vicente Morro.

Y, tras defender la decisión de Educación, Oltra dejó la puerta abierta al debate: «Estoy segura de que el conseller Marzà compartirá este plan con los interlocutores de la concertada y de que se hablará ampliamente».