+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PORCENTAJE DE POBLACIÓN EXTRANJERA DISMINUIRÁ, HASTA EL 10%

La despoblación del interior de la provincia se acentuará en el 2030

La provincia perderá casi 40.000 habitantes al haber más muertes y un mayor envejecimiento. Si no se adoptan medidas, el Alt Maestrat, Els Ports y Alto Mijares serán los más perjudicados

 

La despoblación del interior de la provincia se acentuará en el 2030 -

MARI CARMEN TOMÁS
02/08/2017

El interior verá acentuada su despoblación la próxima década si no se adoptan medidas para remediarlo. El Institut Valencià d’Estadística (IVE) acaba de hacer públicas las proyecciones de población, que reflejan que en el 2031 la provincia de Castellón tendrá 530.348 habitantes, lo que implica 40.910 menos que en el 2016 y 38.095 menos que en el 2017. Todas las comarcas castellonenses verán acentuada esta sangría, pero especialmente el Alt Maestrat, con un descenso anual del 1,69%, Els Ports (-1,63%) y el Alto Mijares (-1,6%).

El motivo de este sombrío panorama es que, cara a los próximos años, y si no cambian las actuales circunstancias (Diputación y Consell incorporan a su agenda la lucha contra la despoblación), seguirán aumentando las muertes y disminuyendo los nacimientos. Si en el ejercicio 2016 el crecimiento vegetativo arrojaba una pérdida de 310 personas en el conjunto de la provincia, en el horizonte del 2030 el déficit será todavía mayor (-1.914).

INMIGRACIÓN

Este invierno demográfico podría paliarse con la inmigración. Pero a pesar de que la sangría migratoria se aliviará con el paso de los años, seguirá habiendo más personas que deciden dejar la provincia en busca de mejores oportunidades laborales que trabajadores de otros destinos que escojan establecerse aquí. Si en el 2016 el saldo migratorio era de -2.505, en el año 2030 la previsión es de -591 personas.

El porcentaje de población extranjera disminuirá en 3 puntos, hasta alcanzar el 10,3% en 2031, siendo la provincia de la Comunitat donde más descenderá.

La población envejecida irá a más, pasando del 18,53% de población a 26,37% en el 2031. De nuevo, el interior será la más perjudicada, con comarcas donde más de un tercio de sus vecinos tendrá más de 65 años.