+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MOLINER REÚNE POR PRIMERA VEZ A LAS 8 FIRMAS

Diputación y cajas rurales reforzarán su colaboración

La alianza pretende afianzar la cohesión social y económica en la provincia

 

14/02/2017

La Diputación provincial de Castellón y las ocho cajas rurales que aún se mantienen plenamente autónomas de la provincia de Castellón buscarán fórmulas que promuevan la colaboración entre estas entidades, con el fin de ayudar a cohesionar social y económicamente aquellos territorios donde estas cooperativas de crédito vienen trabajando. El propósito de la institución que preside Javier Moliner es aprovechar el apego social que tienen estas cajas para de esta forma posibilitar acciones encaminadas a promover el tejido social y económico en buena parte de la provincia.

Con esta finalidad, Moliner reunió ayer por primera vez a los representantes de las ocho entidades cooperativas de crédito en un gesto que, además, pretende «impulsar el territorio y fomentar la igualdad de oportunidades», explicó el presidente.

LABOR SOCIAL // Moliner destacó las características de unas entidades que desarrollan una «evidente labor social en sus territorios de referencia» y recordó que, en muchos municipios del ámbito rural, son las únicas entidades financieras de las que se dispone. El presidente de la Diputación remarcó el carácter de cercanía al vecino que suelen imprimir a sus relaciones comerciales, de ahí que, para la institución provincial, estas cajas supongan un buen vehículo para consolidar la población en estos entornos.

A la cita acudieron, además de Moliner, el diputado de Promoción Económica, Salvador Aguilella, y los representantes de cajas rurales y cooperativas de crédito de Almassora, Onda, l’Alcora, les Coves de Vinromà, Vinaròs, la Vall d’Uixó, Benicarló y Betxí.

Muestra del valor de estas entidades es la importante presencia que tienen dentro de sus estructuras el tejido social y financiero castellonense, como destacó ayer el presidente provincial. Así, los socios son, en la mayoría de las ocasiones, pequeños empresarios que, históricamente, han servido de respaldo financiero a estas cooperativas, de ahí que su idiosincrasia y compromiso con el territorio sean un aliciente para promover medidas que permitan el acercamiento a los vecinos, según explicó Moliner.