+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SALUD FINACIERA EN LOS MUNICIPIOS

La Diputación reduce su deuda en un 27,5 % sobre sus recursos ordinarios

La gestión económica de Moliner ha permitido liberar recursos y destinarlos a los vecinos

 

La situación fiannciera de la provincia no deja de mejorar gracias a la gestión de Moliner. - MEDITERRÁNEO

04/06/2017

La Diputación de Castellón cerró el pasado año demostrando su excelente salud financiera al situar su deuda vida en 59,1 millones de euros, lo que supone un 27,5% sobre los recursos ordinarios cuando el límite legal de las administración se sitúa en el 110%. Esto le ha permitido liberar más recursos para destinarlos a mejorar los servicios para todos los ayuntamientos.

Una mejora constante en la situación de las arcas provinciales que ha permitido al Gobierno Provincial reducir en un 37% sus Gastos Financieros después de acometer la amortización de 14,3 millones de euros y pasar en tan sólo un año de los 73,5 millones a los 59,2 millones en un solo año.

Se trata de una realidad económica que tal y como ha señalado el diputado de Hacienda, Salvador Aguilella, demuestra “la capacidad en la gestión instaurada por Moliner desde su llegada al Gobierno Provincial en 2011”. Así, Aguilella ha destacado que el presupuesto provincial de 2016 “se ha cerrado con cifras más que positivas en todos los aspectos”, cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria al igual que el techo de gasto, inferior al límite marcado por el Ministerio de Economía en 543.572 euros.

No en vano, el diputado provincial ha subrayado que las cuentas provinciales demuestran que se está cumpliendo todos los ejercicios con la estabilidad presupuestaria, no gastando más de lo que ingresa, “y destinando de este modo todos los recursos del Gobierno Provincial a las necesidades de los pueblos y los vecinos de toda la provincia”.

Saneamiento de las cuentas

De hecho, las directrices marcadas en materia económica por el presidente de la Diputación, y que han permitido invertir más en los municipios para que puedan prestar más servicios a sus vecinos, se reflejan en el nivel de saneamiento que alcanzan las cuentas provinciales con una deuda cifrada en 59,2 millones, muy lejos de los 140 millones de 2011, lo que supone una reducción de casi el 60% en poco más de un lustro de gestión.

El diputado de Hacienda ha incidido en que esta última amortización, posible “gracias al gran trabajo que se está realizando en esta casa por parte de todos y a la capacidad de gestión económica que viene demostrando el Gobierno Provincial desde que Moliner asumió la presidencia, nos permite liberar recursos a través de la disminución paulatina de la deuda con los bancos para destinarlos a lo que de verdad importa, los castellonenses”.