+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EMPEZARÁN EL CURSO EN SUS AULAS

Educación garantiza al Herrero y al Marçà el transporte sin definirlo

Las familias piden saber si el bus será a las 9.00 y a las 17.00 o también a mediodía

 

Reunión del concejal Enric Porcar con los padres del Vicent Marçà. - GABRIEL UTIEL

CRISTINA GARCIA
28/04/2018

"El transporte escolar está garantizado". La Conselleria de Educación avanzó ayer que, ante la reubicación prevista de los colegios Vicent Marçà y Herrero a Penyeta Roja, que está decidida «casi al 100%» según dijo a las familias el concejal de Educación, Enric Porcar, habrá autobús, aunque no definió ni las cadencias ni los horarios, una cuestión que preocupa, y «mucho», a las familias de ambos centros.

Las familias quieren saber si el autobús hará solo dos servicios, a la entrada a las 9.00 y a la salida a la 17.00 horas; o habrá también a mediodía, sobre todo para los que no se quedan al comedor. Y señalan la «necesidad» de «nuevas reuniones» para acabar de perfilar estos detalles, que están causando «mucha intraquinlidad en la comunidad educativa». Y que sea, a ser posible, «antes de que se inicie la matrícula», el próximo 17 de mayo.

En el caso del Herrero, ya tienen una fecha en el horizonte para las obras, que consisten en una reforma integral, en marzo, aunque Porcar, en la reunión de este miércoles, les dio la posibilidad de aplazarlo al acabar el curso, en julio. Y, en el del Vicent Marçà, donde hay que tirar y volver a levantar la construcción, aún no hay fecha confirmada. «No sabemos», explica Rosa Medina, presidenta del AMPA, que reclama «más concreción a la Conselleria». Por eso, ya han anunciado movilizaciones la semana del 7 de mayo. «Queremos que nos escuchen y nos digan cuándo, dónde y en qué condiciones», apostilla Medina.

AFECTARÁ A LA MATRÍCULA

Padres de uno y otro centros están en albis, esperando «pulir muchas dudas de temas todavía abiertos», a tres semanas del inicio de la matrícula. «Seguro que esta obra tan importante, que hace falta, y esperamos que dé la vuelta a la cara del colegio, acaba afectando a la admisión de nuevos alumnos en este periodo de transición, sobre todo por no saber qué va a pasar ni cuándo», según explican fuentes del Herrero. No lo esperan así en el Marçà, señala el AMPA.

Temas relacionados