+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MÁS DATOS DEL ALCANCE DE ESTA problemática

Europa pone a Castellón en ‘alerta roja’ por la plaga del mosquito tigre

Los estudios de este centro señalan que el insecto tiene “población establecida” y “capacidad de hibernación”. La provincia forma parte de los territorios más afectados en el continente, constata un organismo especializado

 

Europa pone a Castellón en ‘alerta roja’ por la plaga del mosquito tigre -

AITOR TEZANOS
15/08/2015

El European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC), organismo dependiente de la Unión Europea encargado, entre otras cosas, del estudio de enfermedades infecciosas, aporta más datos para calibrar mejor el alcance de la plaga de mosquitos en la provincia, y no son buenos. Y es que desde el organismo se sitúa a Castellón entre los territorios europeos más castigados por esta problemática, que comparte con Valencia, Alicante, Cataluña, Murcia y también Baleares.

Así lo refleja en un mapa elaborado al efecto (que se muestra en esta página), en el que se percibe de manera visual que Castellón forma parte de las zonas en las que el aedes albopictus, es decir, el mosquito tigre, tiene “una población establecida”, con capacidad para “reproducirse e hibernar”. En este sentido, es el nivel de afección más alto establecido por el citado estudio del ECDC.

Junto a la costa mediterránea española, los territorios más castigados son el suroeste de Francia y prácticamente toda Italia, con diferencia el país en el que está más establecida la plaga.

 

UN PROBLEMA PARA LARGO // La idea de la existencia de una población estable incide en la previsión expresada por el diputado de Sostenibilidad, Mario García, que anuncia que pese a que la plaga puede combatirse --aunque con anticipación, “desde marzo a mayo”--, es un problema “que tendremos en los próximos años”.

En este verano, de momento, las altas temperaturas y las fuertes lluvias no han ayudado precisamente a la lucha contra este insecto, ya que han facilitado su propagación y, concretamente el agua, la eliminación de las fumigaciones realizadas a principios de verano, por lo que los ayuntamientos están teniendo que hacer este trabajo de nuevo.

A esto se le añade dificultades en materia de coordinación, sobre todo entre la Diputación y la Conselleria de Medio Ambiente. Así, mientras que desde la institución provincial se señala que se han solicitado las competencias en fumigación al ente autonómico, en Conselleria señalan que no han recibido ninguna petición formal desde Castellón.

Mientras tanto, vecinos y empresarios de la provincia se quejan de las molestias que está generando esta plaga, e incluso desde el sector turístico se teme una importante afección por esta problemática. A nivel doméstico, se multiplican las atenciones por picaduras e incluso esta semana un niño de dos años fue hospitalizado en el General. H