+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

tras el paréntesis desde antes de navidad

Fomento retoma el lunes las obras en la A-7 para acabar la variante de la Vall

Cortarán cada calzada durante cinco días para asfaltar y pintar la señalización

 

A finales del año pasado se llevó a cabo el grueso de los trabajos para adecuar la variante de la Vall de la A-7. - MEDITERRÁNEO

CASTELLÓN
28/01/2017

El Ministerio de Fomento retoma el lunes los trabajos en la variante de la Vall d’Uixó de la A-7, que espera acabar en las próximas semanas. Después de que justo antes de Nochebuena se restableciese la circulación por las dos calzadas de la autovía, que había estado cerrada de forma alterna en cada una de ellas desde que comenzaron las obras a principios de octubre, restaba por acometer los últimos trabajos: la capa definitiva de asfalto (llamada de rodadura) y el pintado de las marcas viales.

Las empresas adjudicatarias comenzarán estos trabajos el lunes y, como era de prever, el grueso se llevará a cabo de día, dado que el frío de la noche no permite disponer este asfalto, dado que no cuaja «bien», como reconoció a este diario el jefe de la demarcación de Carreteras del Estado en la Comunitat, Ismael Ferrer.

Esto provocará que se tenga que cortar a la circulación cada calzada durante cinco días. Una lo hará durante los días laborables de la próxima semana y la otra, si la climatología no lo impide, la siguiente, según anunció ayer el Ministerio de Fomento.

cortes alternos // Tras esto todavía se deberá acometer la renovación de las juntas de dilatación de los viaductos en los más de seis kilómetros objeto de la mejora. Esto provocará cortes puntuales de uno de los carriles de cada sentido de circulación, con lo que el tráfico solo podrá circular por un carril en estos viaductos, según apuntaron ayer las fuentes ministeriales.

Con ello habrán finalizado unos trabajos que alzaron una gran polémica en la provincia. El hecho de que Fomento solo dispusiese como carretera alternativa la N-340 y obligase a pagar peaje a quienes optasen por la autopista generó numerosas críticas de las localidades vecinas y de colectivos como los transportistas, debido a las colas que se generaron en los tramos más cercanos a las obras de la Autovía del Mediterráneo. Finalmente, Fomento optó por acelerar las actividades constructivas. Tras poco más de dos meses y medio se repuso la circulación y tras los próximos cortes y trabajos se eliminarán las restricciones de velocidad.