+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN EL ‘TOP TEN’ ESPAÑOL

La futura pediatra Laura Pérez, un orgullo para Castellón

Después de destacar en la carrera de Medicina, la joven de 24 años ha obtenido la novena mejor calificación en el MIR

 

Laura Pérez Sos, una estudiante 10 que va camino de ser una gran pediatra. - MEDITERRÁNEO

RAFAEL FABIÁN
29/04/2019

Hace unas semanas contábamos en Mediterráneo que un joven de Onda, Daniel Gil, había terminado el examen MIR 2018/19 dedicado a los futuros médicos en la mejor posición a nivel autonómico y la novena nacional. En su día estábamos en lo cierto, pero casualidades de la vida, hoy esa privilegiada posición ha sido arrebatada por otra castellonense, en este caso Laura Pérez Sos, que finalmente ha sido quien ha ocupado la novena plaza. “A la hora de dar las calificaciones definitivas han dado más peso a la nota del MIR que a la de la carrera”, reconoce al respecto del cambio la joven de 24 años. Sin restar un ápice de mérito a Daniel, lo cierto es que la provincia puede presumir de contar con dos ‘superdotados’ en el ‘top 10’ español que apuntan a ser grandes médicos en un futuro ya muy cercano.

Al margen de certificar sus vastos conocimientos en la materia, obtener estas destacadas calificaciones permitirán a Laura elegir especialidad y centro para los próximos cuatro años en los que será médico residente. Estudiante de la Universitat de València y residente a día de hoy en la capital del Túria reconoce que apostará “por Pediatría en La Fe. La veo una rama muy dinámica, y como soy muy activa y necesito estar siempre ocupada creo que se me dará bien”, afirma la castellonense de 24 años.

Para los jóvenes que quieran seguir los pasos de Laura Pérez Sos, la novena mejor futura médica de España da los siguientes consejos: “Si de verdad les gusta Medicina, que lo hagan. Que no se asusten por los años que dura, por el MIR o por lo que tengan que estudiar, porque todo pasa”. De hecho, ella pese a su corta edad ya tiene el proyecto de vida más que encaminado: “Es verdad que la carrera es muy dura, pero en mi caso también han sido los mejores años de mi vida y se me han pasado volando. Ya no me acuerdo de las horas en la biblioteca o estudiando, sino de los buenos momentos… Y en València todos saben que las mejores fiestas son las de Medicina”, asegura entre sonrisas.

Lo que sí se entiende de puertas para afuera es que una dedicación tan sacrificada como la de Medicina suele estar acompañada de una férrea vocación. No es este el caso de Laura, según admite la protagonista: “Excepto dos primas que están estudiando ahora, nadie en mi familia había hecho Medicina. Cuando iba al Instituto tenía claro que quería trabajar en un hospital, pero no sabía si como farmacéutica, enfermera o médico. Una vez empecé a estudiar no me arrepentí nunca de la elección”.

Sobre las próximas fechas clave en la carrera de Laura destaca que el próximo 29 de abril tendrá que elegir centro y especialidad, comenzando a ser médico residente el 27 de mayo: “Ahora tengo unas vacaciones importantes”. Y merecidas, puntualizaríamos después de una excelente calificación de 185 netas. “Hubo días malos, en los que no me daban las horas para estudiar pese a estudiar durante más de seis meses desde las 8.00 de la mañana hasta bien entrada la noche. La academia fue mi segunda casa, pero ha valido la pena”, concluye una castellonense que apunta ahora a ser también una de las mejores pediatras de España.