+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

las plantas de moncofa y cabanes-orpesa, todavía inactivas

El Gobierno busca 2 años más para poner en marcha las desaladoras

Presenta un documento a la Unión Europea para ampliar el plazo de la devolución de las ayudas

 

Dos operarios se dirigen a su trabajo en la desaladora de Cabanes-Orpesa, que se encuentran lista para funcionar desde hace bastantes meses. - MANOLO NEBOT

RAMON OLIVARES RUIPÉREZ
02/03/2017

El culebrón de las dos desaladoras de la provincia parece no tener fin. Dado que los cinco municipios que firmaron el convenio para abastecerse de ellas «no han demandado agua hasta la fecha», como reconocen desde el propio Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Gobierno central busca disponer de dos años más para ponerlas en producción y por lo tanto no tener que devolver los 35 millones de euros de ayudas europeas que le está reclamando la Comisión Europea por estar todavía en funcionamiento

Aunque en un principio (y tras al menos dos prórrogas), Acuamed, la empresa pública que construyó las dos plantas de la provincia (Moncofa y Cabanes-Orpesa), tenía hasta el próximo 31 de marzo para devolver los 35 millones de fondos que llegaron de Europa para ayudar a la construcción de ambas instalaciones, el Gobierno está trabajando en unos «documentos de cierre» que ha de entregar a las autoridades comunitarias y deberían permitir ampliar durante dos años más el plazo para devolver las ayudas, señalan desde Medio Ambiente.

retrasar el problema // De esta manera, según las fuentes del Ministerio, el Ejecutivo estatal dispondría hasta marzo del 2019 para poner en producción las dos plantas castellonenses, un asunto que se ha convertido en un problema espinoso, dado que los cinco ayuntamientos que solicitaron su agua años atrás no la necesitan en la actualidad y además no tienen la capacidad de abonar las cuotas de amortización de las instalaciones, muy elevadas.

Ello ha llevado a que, a pesar de que las plantas «están en disposición de suministrar agua desde hace tiempo», como reconocen las fuentes ministeriales, ninguna de las cinco poblaciones (Cabanes, Orpesa, Benicàssim, Moncofa y Xilxes) han solicitado el suministro, que en principio preveían para un crecimiento urbanístico que después no se ha producido. De hecho, los consistorios han pedido por activa y por pasiva renegociar las cuotas de amortización, pero nada se ha avanzado a este respecto desde hace al menos cuatro años.

En este sentido, como reconoció a este diario y ha aparecido en los Presupuestos Generales del Estado, Acuamed tiene proyectado ejecutar unas conducciones de abastecimiento desde la planta de Moncofa hacia el norte, de forma que el Consorci d’Aigües de la Plana, que forman 9 municipios más aparte de Moncofa y Xilxes, pudiera abastecerse. Con ello buscaría repartir el recurso hídrico y reducir las cuotas de amortización a abonar por cada una de las localidades. Pero por el momento todavía no hay novedad ni en lo que se refiere a las obras ni tampoco en la negociación para el abastecimiento.

Temas relacionados