+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COMO PROVEEDORES DE SERVICIOS DEL PARTIDO

El Gobierno replica a Correa y Crespo que fue Rajoy quien los echó del PP

El portavoz Méndez de Vigo pretexta que el ‘caso Gürtel’ es un escándalo «muy viejo»

 

El número dos de la ‘Gürtel’, Pablo Crespo, durante su declaración, ayer. - EFE

R. D.
20/01/2018

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, respondió ayer a las acusaciones de presunta financiación ilegal del Partido Popular valenciano realizadas por Pablo Crespo y Francisco Correa que fue el presidente y líder de los populares, Mariano Rajoy, quien les «echó» de la nómina de proveedores de este partido. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo fue preguntado por el hecho de que Crespo y Correa hayan acusado al PP de que empresarios les abonaran facturas de trabajos a los populares.

El portavoz del Ejecutivo, tras referirse a que «el Gobierno nunca hace comentarios sobre casos judiciales», señaló que «las defensas cambian una y otra vez» en sus estrategias de defensa en el caso Gürtel. Añadió que «si algo quedó claro» en el primer juicio de la trama, celebrado el año pasado, es que Francisco Correa y sus colaboradores «dejaron de trabajar con el PP cuando el presidente Rajoy les echó de allí».

Al mismo tiempo, preguntado sobre si estas acusaciones de financiación irregular pueden dificultar las negociaciones de los Presupuestos del 2018, Méndez de Vigo señaló que «Gürtel es un caso muy viejo» y que en el juicio de la trama valenciana no han aparecido «novedades». Sostuvo que las acusaciones de esta semana de Crespo y Correa entran «dentro de la lógica de lo que las defensas preparan para defender sus intereses» e insistió en que «si no hay ninguna novedad», no debe ser «impedimento» para aprobar los Presupuestos 2018.

EL PP SIENTE «VERGÜENZA» // Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, reconoció sentir «vergüenza» ante las declaraciones imputando la financiación ilegal al PP, pero también dijo tener la misma sensación en los casos que afectan a otros partidos. «No voy a entrar en declaraciones de señores que están procesados y quieren salir lo menos escaldados posible», manifestó ayer Hernando.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, dijo que el caso es «de hace muchos años» y quien hace algo mal «lo acaba pagando». «Tenemos que mirar al futuro», concluyó.