+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la estación intermodal es un atractivo casi esencial

Una gran zona industrial junto al Serrallo facilitará captar empresas

Al menos «un par» de grupos inversores ha preguntado por la situación de la zona. Castellón reserva 2,7 millones de m2 y el puerto espera que Almassora se sume

 

CASTELLÓN
29/01/2017

Una gran zona industrial entre el polígono del Serrallo y la autovía de acceso al puerto (la CS-22) para permitir la llegada de nuevas inversiones a la provincia. Ese es el planteamiento que defiende la Autoridad Portuaria y que ha acordado con el Ayuntamiento de Castellón, que ha incluido una reserva de 2,7 millones de metros cuadrados para este uso en el Plan General de Ordenación Urbana que redacta.

Pero, además, los dirigentes de PortCastelló pretenden que Almassora, que siempre se ha quejado de que no obtiene ningún beneficio del polígono del Serrallo (ubicado en el término municipal de Castellón paga su IBI al consistorio capitalino, a pesar de estar muy cercano a viviendas almazorenses), sume metros a esta superficie. Lo confirma el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Toledo, quien hace «un par de meses» se reunió conla alcaldesa almazorense, Susanna Nicolau, por este tema.

Por el momento, Almassora no ha definido su postura, aunque Nicolau es partidaria porque «si pasa el tren, nos quedamos en el límite o incluso con algo de terreno dentro, por lo que deberíamos aprovechar la coyuntura para sumar terreno». Eso sí, primero se ha de evaluar «si tenemos alguna zona agrícola protegida».

De confirmarse, se abriría la posibilidad de construir una gran zona logística que, en el caso de que finalmente así lo determine el estudio técnico que está elaborando la Conselleria de Vertebración del Territorio, podría contar con la estación intermodal que Castellón y Vila-real se disputan. Esto sería «un plus casi esencial» para un suelo «que ya tiene atractivo, pero le falta la guinda», en palabras del concejal de Ordenación del Territorio de Castellón, Rafa Simó.

Y muestra de este atractivo es que, como señala Simó, «un par» de empresas o colectivos ya han preguntado al consistorio «para ver qué desarrollo urbanístico va a tener esa zona». Eso si, Simó matiza: «Esto es como con el CD Castellón, hasta que no vea el dinero, no lo tendré claro».