+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

acto solidario en el casino antiguo

“Hay que vacunar a los hombres del papiloma”

El doctor Dexeus confía en la pronta erradicación del cáncer

 

S. RIOS
08/06/2013

Más de 300 personas se dieron cita ayer en el Casino Antiguo de Castellón para asistir a la II Jornada Mujer y Siglo XXI de Ginecología. La gran afluencia de asistentes permitió recaudar fondos para la oenegé Castellón Solidario con Colombia, que colabora con un hogar de niños de este país que están en la pobreza y huyen de la guerrilla.

El acto central fue la conferencia del reconocido ginecólogo catalán Santiago Dexeus, que abordó los tratamientos que existen para combatir los cánceres ginecológicos. Durante la charla trató los nuevos avances en la materia y las asignaturas pendientes al respecto. “Estamos en el camino para que esta enfermedad sea erradicada. Lo que puede suceder es que la medicina sea cada día más perfecta, pero las prestaciones se tengan que limitar por razones economicistas, o lo que es peor, que se deshumanice”, aseguró el doctor Dexeus en declaraciones al periódico Mediterráneo.

DOUGLAS Y JOLIE // “La prevención y las revisiones periódicas son, por el momento, la mejor lucha”, indicó este prestigioso ginecólogo, que habló sobre varios temas que están de plena actualidad como la confesión del actor Michel Douglas de que sufrió cáncer de garganta por el virus del papiloma al practicar sexo oral o la extirpación de los pechos que se ha realizado Angelina Jolie para prevenir el cáncer de mama hereditario.

Así, el doctor Dexeus se mostró partidario de extender la vacuna del papiloma, que se administra solo a las adolescentes, también a los hombres. “Me parece una injusticia médico-social que no se hayan propuesto ya las campañas de prevención en los hombres”, aseguró.

En cuanto a la mastectomía de Jolie, aconsejó a las mujeres no seguir el camino de la actriz a no ser que el riesgo sea extremo, “ya que es un atentado al cuerpo femenino, que supone una pérdida de autoestima”. H