+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LAS OBRAS DEL TEMPLO, TRAS EL DERRUMBE DEL TECHO HACE UN AÑO, ESTÁN "PRÁCTICAMENTE" FINALIZADAS

La iglesia de la Sagrada Familia rescata el esplendor de antaño

Queda pendiente pintar la capilla de la Comunión e instalar l

 

Imagen del templo neomudéjar de la Ronda Magdalena con el techo completamente reconstruido. - Foto:MANOLO NEBOT

VICENTE CORNELLESVICENTE CORNELLES 05/11/2006

En menos de un año ha sido posible. La parroquia de la Sagrada Familia, la comunidad de fieles y el barrio del Raval de Sant Félix están de enhorabuena. Las obras de reconstrucción del techo del templo capuchino, que se derrumbó en octubre del 2005, en la noche de la fiesta grande de Sant Félix, están "prácticamente acabadas". "Solo falta pintar la capilla de la Comunión e instalar los equipos de la megafonía, unos trabajos que queremos que se realicen en los próximos días".

Así lo ha anunciado el padre Francisco de Asís Pastor, párroco de la iglesia, quien ha indicado que el objetivo inmediato es "reinaugurar y bendecir el oratorio el próximo día 30 de diciembre, dentro de la fiesta litúrgica de la Sagrada Familia, en la llamada octava de Navidad, y esperamos contar con la presencia del obispo de la diócesis, Casimiro López Llorente".

Pastor no puede ocultar su satisfacción ante la celeridad en la ejecución de la reconstrucción del templo, "ya que en agosto estaba ya finalizada la obra de albañilería y podemos dar gracias a Dios que todo ha ido muy rápido". Pero, además, el fraile capuchino ha resaltado la colaboración de los fieles que, junto a la Diputación, "ha financiado una parte muy importante del coste de las obras". "Del valor total de las obras, 500.000 euros están ya sufragados 300.000, por lo que aún quedarán por pagar 200.000", cuenta el sacerdote, que sólo tiene palabras de elogio hacia el barrio que "ha respondido de una forma generosa y notable". "Podemos decir que hay una implicación directa de los vecinos con su parroquia y se han volcado de forma extraordinaria desde el mismo momento del derrumbe", reiteró agradecido el sacerdote. En este sentido, el padre Pastor señala que "sigue abierta la cuenta en la oficina de la Caja Rural San Isidro, sita en la Ronda Magdalena, para que se puedan seguir realizando las aportaciones de los fieles".