+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

una plataforma pide la erradicación y otra que se quede

El informe de expertos sobre la cruz del Ribalta no es vinculante

Ruiz asegura que, pese a ello, esperarán a tenerlo para decidir si la retiran o no

 

ESTEFANIA MOLINER
11/03/2017

La portavoz del equipo de gobierno de Castellón, Verònica Ruiz, explicó ayer que el informe de expertos que se pronunciará sobre si se debería retirar o no la Cruz de los Caídos del parque Ribalta «no es vinculante», aunque el Ayuntamiento «esperará a tenerlo sobre la mesa para tomar una decisión sobre el futuro de la cruz». Se trata del comité técnico para la valoración de la retirada de vestigios relativos a la guerra civil y la dictadura en la Comunitat. Un órgano creado en marzo del 2016, adscrito a la Conselleria de Justicia, que tiene en su cometido asesorar a la Generalitat sobre qué monumentos se deben retirar, y cuáles deben permanecer por su valor artístico.

Es precisamente este comité el que solicitó a Amigos del Ribalta que se pronunciase al respecto de la cruz. También lo hizo el Grupo para la Investigación de la Memoria Histórica de Castellón. El colectivo, como ya recogió este periódico, decidió esta misma semana en una asamblea, por mayoría, la erradicación de la Cruz de los Caídos y la recuperación del espacio que ocupa, armonizándolo al conjunto del Parque de Ribalta para que se cumpla con la interpretación de la Ley de Memoria Histórica. Alegaron que «es un símbolo franquista».

Su decisión desencadenó la creación de una plataforma ciudadana en defensa de la cruz, que en apenas dos días ha conseguido unas 1.500 firmas -y recibe apoyos contínuos- a través de una iniciativa en la plataforma Change.org para evitar el derribo. Los que respaldan que el monumento quede intacto, aseguran que se quiere quitar en base «al odio hacia un símbolo religioso» y aseguran que «en 1979, por la presión popular que se oponía a su retirada, se limitaron a cambiar el lema Caídos por Dios y por España, por Víctimas de la Violencia».

DOS POSTURAS, UNA DECISIÓN // La portavoz del equipo de gobierno hizo alusión a estas dos plataformas enfrentadas, pero no reveló la postura del Ayuntamiento, que esperara a tener el informe, tomar una decisión y, en su caso, pedir la modificación del BIC.