+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Ante el alud de curiosos en el interior para ver la nevada

Imponen 420 sanciones en Castellón por dificultar la circulación durante la borrasca

Multan el uso de un dron en el rescate de la máquina quitanieves accidentada en Morella

 

Imagen de un control de la Guardia Civil en la comarca de Els Ports para controlar la circulación de vehículos. - JAVIER ORTÍ

I. CHECA
12/01/2021

La Guardia Civil de Castellón interpuso durante los días de mayor actividad de la borrasca Filomena un total de 420 denuncias por incumplir el Reglamento General de Circulación, la mayoría de ellas por estacionamientos indebidos en viales de personas que acudieron a ver la nieve durante las últimas jornadas, dificultando la labor de las máquinas quitanieves y los operarios.

Estos datos forman parte del balance del dispositivo extraordinario orientado a garantizar la seguridad y proteger a la población durante el temporal, que contó con la participación de 387 agentes, quienes realizaron 223 actuaciones y 1.162 auxilios desde el jueves 7 de enero y hasta la mañana de ayer lunes.

Según relataron desde el instituto armado, las mayores dificultades con las que contó la benemérita se dieron durante el fin de semana y, especialmente, el domingo «con motivo de los desplazamientos de numerosos vehículos a poblaciones del interior para disfrutar de la nieve acumulada, lo que dio lugar al colapso de vías y de accesos».

Quitanieves accidentada

Agentes de la Guardia Civil participaron también en el rescate del varón de 49 años que se accidentó mientras conducía una quitanieves en la carretera N-232, en el puerto de Torre Miró de Morella.

El hombre, según el último parte médico emitido ayer, continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de Castellón con un pronóstico estable dentro de la gravedad, tras ser internado con politraumatismos.

Asimismo, el equipo Pegaso de la Guardia Civil de Castellón, encargado de la vigilancia del espacio aéreo, identificó y formuló denuncia al piloto de un dron por realizar un vuelo cerca del helicóptero medicalizado cuando procedía al despegue para trasladar a la víctima de dicho accidente hasta el centro hospitalario, poniendo en riesgo la seguridad de la aeronave por la proximidad.