+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el gerente culpa a la antigua dirección de la “nefasta” gestión

Intervención controlará ahora los gastos para cuadrar las cuentas

 

S. RIOS
27/01/2018

La preocupante situación económica del Hospital Provincial que desvela la auditoría de la Intervención General de la Generalitat ha abocado a la Conselleria de Sanidad, dirigida por Carmen Montón, a tener que tomar medidas para equilibrar las cuentas y mejorar los procedimientos de contratación de personal y servicios llevados a cabo.

Tras avanzar ayer Mediterráneo la auditoría «desfavorable», la Conselleria ha anunciado que el consejo de gobierno del próximo martes abordará la solicitud del control previo de los actos de contenido económico del centro por parte de la Intervención General de la Generalitat.

Y es que este procedimiento requiere el consentimiento expreso del órgano de gobierno de la entidad. De este modo, el consorcio se equipara al resto de centros de la red sanitaria pública valenciana que ya cuentan con esta supervisión previa de las actuaciones relacionadas con las finanzas.

A pesar de que la auditoría no deja lugar a dudas y suspende la administración económica realizada en el Provincial en el 2016, con Montón a la cabeza, el gerente, Ximo Sanchís, justifica que el equipo directivo «ha puesto en marcha, desde su llegada en septiembre del 2015, numerosas acciones de control con el fin de corregir las consecuencias de la nefasta gestión del centro heredada». En este sentido, asegura que se ha llevado a cabo la revisión de todos los contratos suscritos en años anteriores «con la finalidad de avanzar en la eficiencia de la gestión». «Los procedimientos de contratación se han regularizado y actualmente se someten a la normativa reguladora de la Generalitat Valenciana», argumenta Sanchís, al respecto de las deficiencias reveladas en la auditoría a este respecto.

El gerente ha insistido en que la gestión de los responsables anteriores del hospital «ha provocado una deuda de más de 30 millones de euros que la Conselleria va a asumir para rescatar al centro de la quiebra técnica y situarlo en un referente en el ámbito de la oncología». De este modo, al igual que Montón, cuantifica las obligaciones de pago de forma incorrecta si se tienen en cuentan los datos de la auditoría.

sindicatura // Respecto a los informes de la Sindicatura de Cuentas sobre los consorcios sanitarios, es desde la nueva administración cuando se activa la fiscalización de las contrataciones, según el Provincial. «Ahora todos los expedientes de contratación van acompañados del informe de los propios servicios jurídicos y los pliegos están informados por la Intervención», indica.