+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AUDITORÍA FINANCIERA SOBRE EL HOSPITAL DE CASTELLÓN

Intervención de Generalitat censura la gestión de Montón en el Provincial

Los auditores instan a la consellera y al gerente a emprender acciones para restablecer la situación. Este estudio resulta desfavorable al detectar un desequilibrio financiero y económico en el centro

 

La consellera Carmen Montón en una reciente visita que realizó al Provincial para inaugurar el acelerador lineal. -

SARA RIOS
26/01/2018

Varapalo para la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y el gerente del Hospital Provincial de Castellón, Ximo Sanchís. La auditoría encargada por la Intervención General de la Generalitat para verificar las cuentas del centro durante el 2016 ha sido contundente y resulta desfavorable, según el documento al que ha tenido acceso Mediterráneo. Sin duda, este será uno de los principales asuntos que se tratará en el consejo de gobierno del hospital previsto para el próximo martes.

El análisis realizado pone el énfasis en el balance y los resultados de la entidad. «Las cuentas del 2016 muestran un fondo de maniobra negativo de 21,3 millones de euros debido, fundamentalmente, a la falta de recursos financieros y económicos necesarios para hacer frente a los pagos y obligaciones contraídas con terceros», recoge la auditoría.

Ante esta situación, «los responsables del Consorcio deben iniciar las acciones necesarias, de planificación y gestión a largo plazo, encaminadas a restablecer el necesario equilibrio financiero y presupuestario». De este modo, Intervención da un toque de atención a los máximos responsables del Provincial, tanto a Montón como a Sanchís, y les insta a iniciar las medidas necesarias para reconducir la situación.

problemas con la deuda // Los números no dejan lugar a dudas y se apunta a que el Consorcio Provincial contabiliza 31,2 millones de euros como deuda a largo plazo, que debe reclasificar en deuda a corto plazo. Además, la tiene clasificada como compromiso de pago con entidades de crédito, cuando realmente es con proveedores, por lo que los auditores exigen al Hospital Provincial decir la verdad a este respecto.

Con estos datos, entre otros, encima de la mesa, la Intervención General de la Generalitat valenciana considera que las cuentas anuales aportadas «no expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón a 31 de diciembre del 2016, así como de sus resultados y del estado de liquidación del presupuesto correspondientes al ejercicio anual terminado en dicha fecha, de conformidad con el marco normativo de información financiera que resulta de aplicación y, en particular, con los principios y criterios contables y presupuestarios contenidos en el mismo».

Además de reflejar una coyuntura económica complicada, se remarca que la memoria presentada por el Provincial para justificar sus cuentas «adolece de la falta de información necesaria para la adecuada comprensión de la situación financiera y económica del Consorcio Hospitalario».

fuera de plazo // Otro dato muy significativo que se recoge en la auditoría es el hecho de que los presupuestos del 2016 fueran aprobados fuera de plazo, ya que recibieron el visto bueno el 14 de marzo de dicho año, cuando se establece como plazo máximo el 31 de diciembre del año anterior. Una circunstancia que también se da este ejercicio, ya que el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón todavía no dispone, a día de hoy, de sus cuentas del presente ejercicio. En el consejo de gobierno del martes se abordará este asunto.