+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

reacción a la subida lineal del 2%

Marco tacha de «burla» el alza del peaje de la autopista AP-7

La alcaldesa de Castellón culpa a Mariano Rajoy de castigar a la provincia

 

La alcaldesa, Amparo Marco, y el concejal Antonio Lorenzo. - MEDITERRÁNEO

R. D. mediterraneo@elperiodico.com CASTELLÓN
03/01/2018

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, considera una «burla» que el Gobierno central haya aprobado una subida de los peajes que afectará a la autopista AP-7, vía que cruza la provincia, en un 2%. Según Marco, los usuarios no tienen por qué «pagar la mala gestión que se ha hecho en otras partes de España». Ha añadido que los castellonenses han «pagado de sobra la autopista AP-7, y ahora se obliga a pagar las autopistas de otras comunidades» .

La alcaldesa ha afeado que «no se elimina el peaje de la AP-7 y encima asumimos el rescate de otras autopistas». Marco considera que «una subida lineal para todas las autopistas perjudica de forma especial a los territorios que más han tenido que aportar por el uso de las vías».

«Castellón y la Comunitat Valenciana vuelven a salir perjudicados por las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy; no solo se nos castiga con menos inversiones en los presupuestos generales, sino que se nos imponen más pagos al Estado» .

El Gobierno ha aprobado un incremento de las tarifas para compensar el rescate de las nueve vías de pago que han quebrado. Además, se hace en un momento en el que los tráficos han aumentado y generarán más beneficio para las concesionarias. «Castellón ha pagado muchos millones de euros por usar una vía de comunicación esencial, mientras en otros puntos de España se han estado construyendo autovías rápidas gratuitas», lamenta Marco.

El pleno municipal del 26 de octubre votó a favor de una declaración institucional presentada por los grupos municipales firmantes del Pacto del Grao en la que se solicitaba al Gobierno central que confirme la supresión de cualquier tipo de peaje en el 2019, después de que finalice la concesión de la autopista AP-7, tal como han sugerido algunos dirigentes del Partido Popular. El texto recogía también la petición de descartar cualquier tipo de prórroga.