+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la familia almazorense invierte en otros sectores más allá de los cítricos

Los Martinavarro toman el control de Amper y diversifican su negocio

La compañía aspira a facturar 350 millones de euros al cierre del año 2020. Serán los máximos accionistas de la firma tecnológica tras abonar 12,3 millones

 

El Grupo Amper, con sede en Pozuelo de Alarcón (Madrid), es una multinacional del sector tecnológico. - MEDITERRÁNEO

XAVI PRERA
08/08/2019

La familia Martinavarro, una de las más potentes de Castellón y cuya fortuna se debe a sus histórica actividad en el sector citrícola, diversifica su negocio. En concreto, José Luis Martinavarro Dealbert formalizó ayer la toma de control de la compañía tecnológica Grupo Amper, con sede en Madrid pero con intereses en varios países de Suramérica. El empresario de origen almazorense desembolsará 12,3 millones de euros para hacer efectiva la operación.

Según informó Amper, el fondo buitre Amento Capital, propiedad del valenciano Eduardo Navarro y que poseía el 5,9% de las acciones de esta firma, vendió el 4,547% de los títulos a Martinavarro, mientras que el 1,4% restante fue a parar a terceros. Tras la adquisición, el empresario castellonense se convierte en accionista de referencia de un grupo que cerró el 2018 con una cifra de negocio de 143 millones de euros y cuyo plan estratégico prevé acabar el 2020 incrementando esa cifra hasta los 350 millones.

No es la primera vez que un miembro de la familia almazorense figura como accionista de Amper, puesto que Enrique Martinavarro, a través de Áuriga Capital, ya tuvo una participación significativa en la tecnológica.

La firma confía ganar «estabilidad» con esta operación, ya que confía en que el family office --una plataforma de inversión dedicada a llevar íntegramente a grandes patrimonios, en este caso los Martinavarro-- que se ha hecho con su control garantice más «visión de largo plazo, coherente con el crecimiento orgánico e inorgánico y la creación de valor» que lleva a cabo la firma.

DIVERSIFICACIÓN // Lo que tampoco es nuevo es que las grandes fortunas nacidas durante la edad de oro del cítrico castellonense diversifiquen sus áreas de negocio. En el caso de Martinavarro, y con el negocio citrícola a buen recaudo tras una alianza con Rio Tinto que dio como resultado la creación del gigante Citri&Co, varios miembros de la familia han optado por invertir en otros sectores.

Un ejemplo es Joaquín Ballester Martinavarro, propietario de Grupo Alimentario Citrus, una de las empresas más importantes de ensaladas envasadas y proveedor de Mercadona. Otros miembros de la saga también cuentan con intereses en sectores como el inmobiliario o el hotelero.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad